La Isla de los Museos de Berlín tiene una nueva puerta de entrada

La Isla de los Museos de Berlín tiene una nueva puerta de entrada
Foto: EFE

BERLÍN (EFE).- La emblemática Isla de los Museos de Berlín presenta la James Simon Galerie, un edificio del arquitecto David Chipperfield, que integrará las diversas colecciones, mostrará las relaciones entre ellas y servirá de puerta de entrada central al complejo.


"Se trata de un edificio con funciones importantes y ofrece a los visitantes servicios que cada uno de los museos por separado sólo puede ofrecer de manera limitada por cuestiones de espacio", dijo el presidente de la Fundación Patrimonio Cultural Prusiano, Hermann Parzinger.

"Sin embargo, la James Simon Galerie también es algo más, se trata de un edificio que integra las colecciones de los museos, que muestra la historia del complejo y que con su auditorio será también un centro de actividades culturales", agregó.

El arquitecto, James Chipperfield, ve el edificio también como un puente entre los museos y los habitantes de Berlín a quienes se invita a mirar las colecciones desde otra perspectiva, teniendo en cuenta su historia y la relación que ha existido siempre entre ellas.

La inauguración oficial del edificio tendrá lugar el viernes, en una ceremonia para la que se espera la asistencia de la canciller Angela Merkel.

Ya desde el viernes se podrá acceder desde la James Simon Galerie al Museo de Pérgamo y al Neues Museum, donde está el busto de Nefertiti, una de las piezas mas conocidas de los museos de Berlín.

En el futuro, se deberán abrir accesos también a los otros museos del complejo que, sin embargo, seguirán teniendo también sus entradas independientes.

"Quien quiera darse una idea general de la Isla de los Museos entrará seguramente por la James Simon Galerie pero quien vaya a ver una exposición concreta puede ir directamente a ella", explicó el director general de los Museos Estatales de Berlín, Michael Eissenhauer.

En la planta baja del edificio el acceso al auditorio, un puesto de venta de entradas y una escalara que lleva a una librería. En la primera planta hay un acceso al Museo de Pérgamo y un restaurante.

En el sótano hay una sala para exposiciones especiales, actualmente hay en ella una instalación multimedia sobre la vida del mecenas James Simon que da nombre al edificio, y un pasillo que tiene algunos objetos de presentación de los diversos museos y que en futuro los conectará a todos bajo tierra.

"Fue una idea genial de David Chipperfield conectar los museos bajo tierra", aseguró Eissenhauer.

James Simon (1851-1932) fue uno de los mecenas más importantes de varios de los museos que están en la isla del río Spree en pleno centro de Berlín.

En 1904 Simon, un empresario judío berlinés, donó su colección de arte renacentista al Museo Bode, que en esa época se llamaba Museo Federico Guillermo.

"Este edificio es también un homenaje a uno de los mecenas más importantes de los museos berlineses y, través de él, a todos los mecenas judíos sin quienes estas colecciones no hubieran sido posibles", dijo Eissenhauer

Simon financió diversas excavaciones arqueológicas en Oriente Medio a partir de 1911 en las que se encontró el busto de Nefertiti, que hoy es una de las piezas más conocidas de la isla y que se encuentra en el Neues Museum.

"Es una manera de hacer algo contra el olvido", agregó

Parzinger, por su parte, recordó que hasta ahora no había en Berlín una plaza ni una calle un edificio que llevase en nombre de James Simon lo que muestra hasta que punto la memoria de los mecenas judíos fue borrada por los nazis.

El Museo Bode, el Neues Museum, el Museo de Pergamo, con el templo griego del mismo nombre como una de las piezas arqueológicas representativas de Berlín, el Altes Museum y la Alte National Galeríe son los museos que forman parte del complejo que en 1999 fue declarado por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad.