La Lucha Libre y los mariachis conquistan Londres durante la Fiesta de México

La Lucha Libre y los mariachis conquistan Londres durante la Fiesta de México
Teletransportarse de Londres a México es una realidad este fin de semana en el patio Guildhall Yard de la capital británica, donde las acrobacias elevadas de musculosos luchadores enmascarados dan la bienvenida a un público expectante del deporte-espectáculo más popular del país latinoamericano: la Lucha Libre.

Rodeados por los colores de la cultura mexicana, el aroma de su picante gastronomía y la música mariachi típica de sus ferias locales, británicos, curiosos y expatriados se acercan a disfrutar de uno de los atractivos del territorio a más de 8.500 km durante la primera edición de la Fiesta de México.

Para mimetizarse con el ambiente, la mexicana Maira Gallardo (Guadalajara, Jalisco) vende en su stand situado frente al ring de combate los atuendos característicos de los luchadores de su país natal, como las coloridas máscaras o las capas.

"Quiero acercar la cultura de México a Londres, que nos conozcan y que la gente sepa que nuestra región tiene mucho que ofrecer al resto del mundo", subraya a Efe esta propietaria que lleva viviendo en la capital británica cinco años. 

A lo largo de tres días, el corazón de la City inglesa invita a los asistentes a experimentar y degustar los sabores típicos de la comida y bebida mexicana a través de diversos talleres como los impartidos por Karla Zazueta (Ensenada, Baja California).

"Me llena de orgullo mostrar la gastronomía que hacemos en México y enseñar lo fácil que es preparar comida casera como las tortillas y todas las cosas que se pueden hacer con la masa del maíz", expresa la cocinera.

En su demostración, Zazueta explica de forma sencilla cómo hacer tacos, 'gorditas' o 'sopes' utilizando tan solo agua y una masa de maíz, a la que luego se le añaden ingredientes como pollo, ternera, pescado, queso, frijoles o guacamole a gusto del consumidor.

Eso sí, en casa de esta mexicana nunca falta la salsa rojiza picante que recibe el nombre de 'molacajeteada', dado que se hace en un molcajete -mortero-, y que lleva tomate, cebolla, ajo y unos chiles de árbol, según señala.

La Fiesta de México es el punto de encuentro perfecto para personas como Ariadna Olguim (Ciudad de México), que lleva residiendo 24 años en el Reino Unido y añora mucho las tradiciones y gastronomía de su país natal.

"No vivo en Londres y pedí el día de vacaciones a propósito para venir al festival y probar la comida, porque en donde yo vivo no encuentro nada de mi tierra", apunta antes de decir que las flautas de pollo y de papa que está degustando "están muy buenas" y que "se asemejan mucho a las originales mexicanas". 

Otra de las muchas estrellas gastronómicas que seduce a los asistentes del Guildhall Yard son las margaritas, las 'micheladas' y los tequilas, mientras la fusión musical de violines, trompetas y guitarras de los célebres mariachis acompaña la velada.

El primer espectáculo de la jornada vino de la mano de Las Adelitas, la orquesta mariachi femenina que debe su nombre a todas aquellas mujeres que tomaron las armas durante la Revolución mexicana (1910-1920) para rebelarse contra las injusticias de la época.

Además de esta banda que se formó en 2013 con el deseo de romper los estereotipos en el campo, artistas como Marisa Poli (Ciudad de México) reúnen en su puesto cestería, prendas y joyas artesanales procedentes de todos los rincones del país latinoamericano. 

"Aprecio la artesanía, sus materiales y el proceso que hay detrás de cada producto, pero desgraciadamente se está perdiendo porque la gente no la aprecia", lamenta Poli, quien lleva puesto un vestido con coloridos bordados 'Otomí', hecho en el pueblo indígena con el mismo nombre.