La Scala de Milán devolverá inversión a Arabia Saudí tras polémica en Italia

La Scala de Milán devolverá inversión a Arabia Saudí tras polémica en Italia
La Scala de Milán devolverá a Arabia Saudí más de 3 millones de euros (unos 3,39 millones de dólares) recibidos en calidad de fondos de financiación, después de la polémica suscitada en el país por la posibilidad de que los saudíes entraran en el Consejo de Administración del templo operístico. 

La Scala devolverá al país las dos transferencias de 3 millones y 100.000 euros recibidas por parte del ministro de Cultura saudí, Badr bin Abdullah bin Mohammed Al Farhan, con el objetivo de servir de financiación al templo operístico, uno de los más reconocidos a nivel mundial. 

Este dinero formaba parte de un acuerdo de asociación bilateral que contemplaba una inversión de Arabia Saudí de 15 millones de euros (16,9 millones de dólares) en cinco años en el teatro y a cambio el país tendría presencia en el consejo directivo de La Scala, por ejemplo a través de su ministro de Cultura, que tendría un puesto reservado, según informan los medios italianos. 

El hipotético acuerdo provocó gran polémica en el país, debido a las violaciones de los derechos humanos en Arabia Saudí, y por eso ahora el consejo de administración de La Scala ha decidido reintegrar esta suma. 

"Restituimos el dinero a Arabia Saudí, ya veremos si hay otras posibilidades de colaboración", dijo a los medios el alcalde de Milán y presidente de La Scala, Giuseppe Sala. 

El político milanés ha explicado que las transferencias se realizaron de forma "no conforme" a las reglas del teatro, por lo que el consejo de administración ha decidido "por unanimidad" rechazarlas. 

"Los fondos llegaron sin que el consejo lo supiera y serán devueltos, por lo que se pone fin automáticamente a cualquier discusión sobre la entrada de Arabia Saudí en el consejo de La Scala", subrayó Sala. 

El cheque de los saudíes a La Scala fue criticado la semana pasada por diversos miembros de la política, empezando por el ministro del Interior y vicepresidente del Gobierno, además de líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, que aclaró que "los fondos pueden llegar de muchos (frentes), pero no de todos". 

También la líder del partido ultraconservador Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, opinó en las redes sociales que Arabia Saudí "es una nación fundamentalista" y tildó de "locura" que Italia permita a ese país que financie sus lugares culturales. 

La diputada del Partido Demócrata (PD, centroizquierda) Lia Quartapelle celebró este lunes la decisión del consejo de administración de La Scala y consideró que no se puede colaborar a nivel cultural con instituciones públicas saudíes hasta que el asesinato del periodista Jamal Khashoggi sea aclarado. 

Por su parte, el presidente de la región de Lombardía, Attilio Fontana, miembro de la Liga, había pedido la destitución del superintendente del teatro lírico, Alexander Pereira, que sin embargo ha sido confirmado en su cargo.