Las obras para reconstruir la arena del Coliseo romano comenzarán en 2021

Las obras para reconstruir la arena del Coliseo romano comenzarán en 2021

Roma, 22 dic (EFE).- El ministro de Cultura italiano, Dario Franceschini, anunció que el inicio de las obras para reconstruir la arena del Coliseo de Roma, donde se exhibían los gladiadores y se celebraban espectáculos de todo tipo, está prevista para 2021.

"Se tratará de una estructura de alta tecnología, pero reversible y no invasiva: Una gran intervención tecnológica, que ofrecerá al visitante la oportunidad no solo de ver, como hoy, el subsuelo, sino de contemplar la belleza del Coliseo", explicó hoy el ministro anunciando la convocatoria para la licitación de las obras que concluirán el próximo 1 de febrero.

Por el momento se han puesto a disposición 18,5 millones de euros para su construcción.

Según el ministro, la nueva arena "permitirá restaurar la lectura integral del monumento y permitirá al público comprender plenamente el uso y función de este icono del mundo antiguo, también a través de eventos culturales del más alto nivel".

El sistema móvil debe estar construido de tal manera que se pueda activar rápidamente y varias veces en el mismo día, para proteger las estructuras arqueológicas tanto de la precipitación atmosférica como de la insolación excesiva, y al mismo tiempo permitir los secretos de la compleja máquina organizativa de los espectáculos, explican desde el ministerio.

Reconstruir el Coliseo era ya un sueño de Franceschini cuando fue ministro de Cultura entre 2014 y 2018 y había elogiado el proyecto realizado por el arqueólogo Daniele Manacorda, publicado en la revista especializada Archeo de julio de 2014.

El proyecto de Manacorda prevé la construcción en madera del suelo del Coliseo, para que pueda instalarse de nuevo la arena, y construir un museo en los subterráneos que actualmente están al descubierto.

El suelo del Coliseo existía aún en el siglo XIX, según algunas imágenes, pero poco a poco, y con muchos errores que han echado a perder numerosos datos arqueológicos, fue eliminado para descubrir los subterráneos, explicaba entonces Manacorda.

Las imágenes del Anfiteatro Flavio, como se llama realmente el Coliseo, muestran que la arena existía y se usaba para eventos públicos y privados.

El Coliseo ha sido ya utilizado en varias ocasiones para eventos y conciertos, por lo que algunos creen que no sería un problema, e incluso daría mayores detalles de cómo fue el monumento a los 5 millones de personas que lo visitaban cada año. Actualmente se encuentra cerrado como todos los museos y áreas arqueológicas en Italia debido a la pandemia.