Leonardo Luján ingresará a El Colegio Nacional

El investigador reconocido por su experiencia en la arqueología

Leonardo Luján ingresará a El Colegio Nacional

Ciudad de México.- Leonardo López Luján, arqueólogo por la Escuela Nacional de Antropología e Historia y desde 1991 director del Proyecto Templo Mayor , ocupará a partir del viernes el lugar 104 de El Colegio Nacional. 

El profesor e investigador del Museo Templo Mayor hará la lectura inaugural "Pretérito pluscuamperfecto. Visiones mesoamericanas de los vestigios arqueológicos", que será respondida por el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma.  "Hablaré de cómo veían el pasado nuestros antepasados, es decir, qué opinión tenían, por ejemplo, los mayas de sus ancestros que fueron los olmecas y qué actividades hacían los mayas en las zonas arqueológicas olmecas."

"Los mexicas en el siglo XV-XVI visitaban zonas arqueológicas como Teotihuacan, Xochicalco y Tula; entre otras cosas excavaban, penetraban en el subsuelo, buscaban tumbas y ofrendas, encontraban objetos, pero a diferencia de un saqueador actual no lo iban a vender al mercado negro, sino que los guardaban, los usaban como reliquias y después como regalos a sus divinidades", declara Leonardo López Luján. 

MESOAMÉRICA

El arqueólogo señala que el interés por el pasado se extendió por todo Mesoamérica, no fue una característica de una cultura y se reprodujo más el arte tolteca, "hicieron el arte neotolteca", en piezas como los atlantes de Tula, el Chac mool, jaguares o imágenes de Quetzalcóatl. "El interés por el pasado de los antepasados no es un tema que se investigue, pero es importante porque ayuda a entender por qué actualmente damos tanto valor a las zonas arqueológicas". 

López Luján comenta qué si bien ocupará un lugar en El Colegio Nacional, no dejará sus otras labores como director del Proyecto Templo Mayor, pues, dice, aún falta mucho por explorar de la antigua Tenochtitlan. 

TENOCHTITLÁN

"Estamos excavando al pie del Templo Mayor, en la esquina de Guatemala y Argentina, que mide 500 metros cuadrados, donde hemos encontrado 70 mil objetos, como estrellas marinas, conchas, caracoles, que nos hablan de la devoción que tenían los mexicas hacia sus dioses, porque son ofrendas".