Péndulo Cero y el control de los cuerpos

Reflexionan acerca de los amarres que sujetan a los seres humanos

Péndulo Cero y el control de los cuerpos

Ciudad de México.- La obra coreográfica Encarna C c iones, representada por la compañía de danza tijuanense Péndulo Cero, realiza una reflexión acerca del control que sujeta a los cuerpos humanos, destacaron los directores de la agrupación, Miroslava Wilson y Carlos Alberto González.

Péndulo Cero presentó la puesta en escena en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, como parte del programa Estados en Movimiento. Temporada de Danza 2019, organizado por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

En entrevista, la directora y bailarina Miroslava Wilson, explicó que estamos en presencia de una pieza atravesada por poéticas corporales, desde la cual se abarcan temas de control social e individual, así como la relación sana e insana con este mecanismo.

"También hace una reflexión acerca de las virtudes, sobre cómo encontramos nuestra virtud y cómo abrazamos la virtud de nuestro ser", señaló Wilson.

A su vez, Carlos Alberto González sostuvo que el propósito fue plasmar "todo este control de los ritmos, de creencias en las sociedades, el control que tiene la economía global, por qué los países provocan guerras o por qué yo como presidente tengo la verdad o la llave para salvar económicamente el país".

VINCULACIÓN

El director explicó que su vinculación personal con la obra le permitió adentrarse en procesos fuertes y bellos, a los cuales nombró desinstitucionalizar su ser; además esta experiencia le posibilitó observar "muchas maneras de cómo la gente se acostumbra a estar viviendo infeliz, controlado, siempre oprimido por hacer un trabajo que no le gusta".

Durante ese proceso artístico y creativo descubrió que aquellas limitantes y cadenas que nos impiden sentirnos seres más plenos, anidan en la relación con el control. "Cuando el control es sano existe un control orgánico, incluso colectivo; y hay otro control que es inconsciente y que está sometido o nutrido", expuso.

Los codirectores destacaron la importancia de la danza como medio de expresión y denuncia frente a aquellas situaciones en las cuales el control aspira a ser parte de la esencia individual.

Carlos Alberto González consideró que lo más importante es buscar la honestidad y un conocimiento de causa, con el cual se construya una funcionalidad para un beneficio común de cada uno de los miembros de la sociedad.