Un coleccionista entrega 180 antigüedades robadas valoradas en 70 millones de dólares

Un coleccionista entrega 180 antigüedades robadas valoradas en 70 millones de dólares

Uno de los mayores coleccionistas de antigüedades, Michael Steinhardt, ha entregado a las autoridades de Nueva York 180 piezas robadas valoradas en unos 70 millones de dólares tras una investigación multinacional de varios años, informó este lunes la Fiscalía de Manhattan.  

"Durante décadas, Michael Steinhardt mostró un apetito rapaz por artefactos saqueados sin preocuparse por la legalidad de sus acciones, la legitimidad de las piezas que compraba y vendía, o el grave daño cultural que provocó por todo el mundo", dijo en un comunicado el fiscal del distrito de Manhattan, Cy Vance.  

Las 180 piezas entregadas, concreta el texto, fueron traficadas desde 11 países distintos (Bulgaria, Egipto, Grecia, Irak, Israel, Italia, Jordania, Líbano, Libia, Siria y Turquía) y pasaron por las manos de 12 sindicatos criminales.  

Como resultado de un acuerdo alcanzado con Steinhardt, las 180 piezas serán devueltas a sus países de origen de manera inmediata, mientras que ha quedado impuesta sobre el coleccionista una prohibición de por vida de compra de antigüedades. 

Es la primera vez que se impone este tipo de medida prohibitiva, señala la misiva de la Fiscalía, que no menciona ningún otro tipo de consecuencia legal para el supuesto delincuente.  

"Este acuerdo garantiza que las 180 piezas sean devueltas sin demora a sus dueños legítimos en lugar de ser retenidas como pruebas durante los años que serían necesarios para completar una acusación de un gran jurado, juicio, condena en potencia y sentencia", subraya Vance en el comunicado.  

El pacto permite, además, proteger la identidad de varios de los testigos que han participado en las investigaciones, además de pesquisas paralelas que se están llevando a cabo en otros casos.  

La investigación de Steinhardt comenzó en febrero de 2017, con el robo de una cabeza de toro del Líbano durante la guerra civil del país, que finalmente desembocó en el análisis de las transacciones de más de 1.000 antigüedades desde 1987.  

Destaca entre las piezas devueltas un ritón -un recipiente usado en la antigüedad para beber- con cabeza de ciervo que se estima data del año 400 a.C y que se cree fue robado después de un importante saqueo en Milas (Turquía), valorado por los expertos en unos 3,5 millones de dólares en la actualidad.