Agricultores oran porque llueva

Agricultores oran porque llueva

CEDRAL.- Este año los agricultores se quedaron esperando la ayuda de San Isidro Labrador, que como es una devoción, el 15 de mayo por más que oraron a su patrono, las lluvias no se presentaron, y esto es un mal pronóstico para que haya buena cosecha.

Una tradición que sin embargo no pierden los productores agrícolas, quienes anteriormente sacaban al santo y lo paseaban por los campos agrícolas en oración, pidiendo que les enviara la lluvia y no tener sequias por la falta de agua, comentó don Evaristo, de la comunidad de San Pablo, perteneciente a este municipio.

La falta de lluvia ya está pegando fuerte y hay escases de pastizales, los aljibes ya casi están secos, hay cabezas de animales que por falta de pastizal están perdiendo peso, con el riesgo de que mueran, y sólo una tormenta pluvial los salvaría.

Para quienes tienen parcelas, hay desaliento, pues están secas, sólo esperando que llueva.

Las nubes rondan el cielo pero todo queda en esperanza, cada día las lluvias están más ausentes. Anteriormente el mes de mayo era una temporada con muchas tormentas pluviales, pero ahora es todo lo contrario, dice don Evaristo de 69 años de edad, quien dice parece que la naturaleza ya no nos "quiere".

Resulta contradictorio que de pronto surgen fenómenos naturales que cobran víctimas y ocasionan severos daños, como granizadas que acaban con la producción, como se han presentado en este municipio, las cosechas de la noche a la mañana quedan colapsadas.

Esta situación ha obligado que algunos productores opten por la cosecha protegida o en invernaderos.