Conagua sólo escuchó a opositores: SAPSAM

Dice el director del organismo que cancelar el proyecto afectaría a 20 comunidades

Conagua sólo escuchó  a opositores: SAPSAM

Matehuala.- En el proyecto de La Maroma no puede darse marcha atrás porque es una obra de gran trascendencia para veinte comunidades y la ciudad de Matehuala.

En entrevista con el director del Organismo de Agua (SAPSAM), Guillermo Torres Soto, aseguró que tiene la esperanza de que el proyecto avance. "No se dijo que se cancela, sino que se suspende mientras se realizan las averiguaciones correspondientes, pero se debe considerar que Matehuala requiere de esa agua".

Informó que si tienen el agua de La Maroma se podrá parar el 60 por ciento de los pozos  del acuífero Cedral-Vanegas. "Hay que recordar que los niveles van muy abajo , hay doce pozos pero ya solamente se trabaja con once, porque no hay producción", advirtió.

Dice que la esperanza muere al último y confió mucho en que se continúe con este proyecto que será de gran beneficio para la población.

En cuanto a lo que sabe, dijo que se solicitó el permiso de una manera y se hizo la licitación de otra y según eso es lo que causo su detención más no su cancelación.

Se le preguntó si esto fue a causa de los opositores a la presa quienes se manifiestan de manera permanente e la zona de la construcción y dijo que la directora de Conagua, Blanca Jiménez Cisneros ha escuchado a la parte contraria. "Ella acudió a la localidad de La Presa para escucharlos, pero no ha escuchado a la gente de las otras comunidades ni a la de Matehuala que serán las afectadas si se cancela el proyecto.

Del ducto de La Maroma dijo que hay un comité y ya elaboraron un escrito y lo presentaron ante la Conagua en donde están invitando de manera cordial y amable Jiménez pera que los escuche.

Se le preguntó porque la directora de Conagua sólo escuchó a los antagonistas y dijo que eso lo maneja el Colegio de San Luis (El Colsan) y se le hace mucho caso a ellos.

Informó que se ha presentado con el delegado estatal de Conagua, Félix Díaz y ya le explicó detalle a detalle de todo y está muy consciente de que sí se debe de construir la presa ya que es mucha la inversión y no hay que dejarla tirada.

Sobre el avance de la obra, estima que cuando mucho un veinte por ciento. "Se construyó un camino de Chilares hacia donde se construiría la presa para que transitaran los camiones con el material y lo que falto fue empezar a levantar la presa en sí. La zona está en forma de embudo y se tenía que rebanar  un cerro para poder asentar la cortina. Ya estaban en ese proceso".

La presa inicialmente era de 1.8 millones de metros chubicos, con una altura de 50 metros, pero se estaba estudiando si se le podían subir otros seis metros para que almacenara más agua.