Tokio quiere relajar requisitos migratorios a deportistas

Tokio quiere relajar requisitos migratorios a deportistas

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio han propuesto que el gobierno de Japón relaje los requisitos migratorios para permitir a los deportistas ingresar al país previo a los aplazadas justas y poder entrenarse durante un periodo de cuarentena de 14 días, dijo el miércoles el presidente del comité organizador.

"Tenemos que considerar la situación singular de los atletas y también sus actividades", dijo Toshiro Muto tras una reunión de un grupo de expertos que analiza medidas para frenar la pandemia de COVID-19.

El Comité Olímpico Internacional, las autoridades de Tokio y el gobierno nacional e integrantes del comité organizador mantendrán reuniones virtuales el jueves y viernes que buscan establecer los parámetros para llevar a cabo los Juegos durante un pandemia.

Los organizadores y el COI llevan meses insistiendo que contemplan diversos escenarios para que la cita puede dar comienzo el 23 de julio de 2021, pero sin dar detalles.

El presidente del COI Thomas Bach, quien intervendrá en las reuniones el jueves, ha dicho que una vacuna y pruebas rápidas ayudarán bastante, pero añadió que no hay una "solución mágica" que permita la realización de los Juegos.

Bach y el nuevo primer ministro japonés Yoshihide Suga conversaron durante 15 minutos el miércoles, informó el ministerio de relaciones exteriores. Charlaron sobre cómo montar los Juegos, y Bach expresó que confía poder ir pronto a Japón.

Muto resumió la compleja tarea de lidiar con una cita en la que 15.400 deportistas acudirán a los Juegos Olímpicos y Paraolímpicos, más entrenadores, dirigentes y patrocinadores. También está la interrogante si se permitirá la presencia de público japonés y extranjero.

"Hay que decidir cómo vamos a hacer las cosas", dijo Muto. "Pero no hemos debatido cuándo vamos a decidirlo".

Muto indicó que para diciembre podrían presentar un informe tras consultas con el COI, los comités olímpicos nacionales, las federaciones deportivas y otras partes interesadas, como los dueños de los derechos audiovisuales, deportistas, patrocinadores y médicos.

Reconoció que los deportistas tendría que usar el transporte público en Japón, al sugerir que una "burbuja" completa sería imposible.

También planteó el tema de la situación de la pandemia en varios países y las pruebas de diagnóstico. Los deportistas tendrán que someterse a una prueba antes de salir de sus países y a otra al llegar a Japón.

"Dependiendo del país, la fiabilidad de las pruebas sigue siendo una preocupación", dijo Muto. "La precisión de las pruebas quizás no sea uniforme".

Tampoco se habló sobre el estimado oficial del costo de la demora de un año. La mayoría de los cálculos apuntar a varios miles de millones de dólares, algo que deberá ser cubierto por el fisco japonés.

La Universidad de Oxford divulgó la semana pasada un informe que concluyó que los de Tokio serán los Juegos Olímpicos de verano más caros de la historia.

Japón ha registrado 1.500 decesos por COVID-19, una cifra per cápita muy debajo a las cifras de Estados Unidos, Brasil o India.