Con doble personalidad, EU recibe a Costa Rica

Con doble personalidad, EU recibe a Costa Rica

COLUMBUS, Ohio.- La selección de Estados Unidos se asemeja a la historia del Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Y ello dificulta la misión de pronosticar qué exhibirá este miércoles por la noche, en su partido de la eliminatoria mundialista frente a Costa Rica.

El domingo, durante su derrota por 1-0 en Panamá, los estadounidenses lucieron tan inmóviles como un barco anclado frente al Canal.

"Es realmente decepcionante ver este equipo, especialmente porque no estamos jugando tan bien como podríamos", reconoció el lateral izquierdo Antonee Robinson, quien no emprendió ese viaje por las restricciones que hay en Gran Bretaña con motivo de la pandemia. "Fue frustrante tener que mirar, sin que pudiera ayudar".

En cambio, la selección estadounidense se mostró dinámica en el segundo tiempo del partido en que goleó 4-1 en Honduras el mes pasado. Y hace apenas una semana, tampoco mostró problemas para imponerse como local, 2-0 sobre Jamaica.

Pero el funcionamiento resultó soporífero en el 0-0 que marcó el comienzo de la eliminatoria en El Salvador y en el 1-1 firmado en casa contra Canadá.

Un sector de los aficionados lucía ya nervioso y escéptico, tras la incapacidad de esta selección para clasificarse al Mundial de 2018. Y ahora, con cada actuación deslucida, la desconfianza crece.

El entrenador Gregg Berhalter realizó siete cambios en el plantel que comenzó el duelo en Panamá. Buscaba tener piernas frescas para recibir a Costa Rica.

Un plantel que carecía ya de Christian Pulisic y Gio Reyna por lesiones no pudo hilar muchos pases en un cotejo del que se ausentaron también Weston McKennie, Tyler Adams y Brenden Aaronson.

De hecho, los visitantes no realizaron un solo disparo a gol.

"Cuando asumo la responsabilidad por el resultado del otro día, aclaro que éste no se debió a la elección de los jugadores, porque creemos en cada futbolista de este plantel", dijo Berhalter el martes.