El triste paso de Oribe Peralta por las Chivas

El triste paso de Oribe Peralta por las Chivas
Apenas con 21 años de edad, y después de haber jugado en Morelia, León y Monterrey, el Guadalajara pidió prestado a Oribe Peralta para reforzarse de cara a la Copa Libertadores 2005.
El "Cepillo", aún no era bautizado como el "Hermoso", cuando jugó cuatro partidos con el Rebaño, pero no marcó ni un sólo gol. En octavos de final entró de cambio en la serie contra Pachuca, el cual las Chivas ganaron 4-2 en el global, y en semifinales fue titular ante el Atlético Paranaense y en la vuelta fue cambio.
Acabando el torneo, Chivas no hizo el esfuerzo por quedárselo y pasó a Santos Laguna, donde explotó como goleador. Un triste paso de Oribe por Guadalajara.