JUAN PABLO MEDINA GUARDIOLA Y SU PASION POR CABALGAR

El pequeño jinete es muy disciplinado y tiene una química especial con los caballos

JUAN PABLO MEDINA GUARDIOLA Y SU PASION POR CABALGAR

El Reining es un deporte ecuestre con éxito en Estados Unidos. En nuestro país inicia en Querétaro en el año 2000, en San Luis Potosí se práctica desde más de 10 años, y es en esa disciplina de rienda vaquera donde sobresale el pequeño Juan Pablo Medina Guardiola quien cuenta con una química especial al trato del caballo.

Desde los tres años Juan Pablo subió a montar, a partir de ahí tiene pasión especial por cabalgar, se inició en la charrería y al poco tiempo se dedicó a la práctica del reining así como en salto donde ha triunfado en su categoría.

"Mis papás me inscribieron en la charrería a los tres años, me gustó la convivencia con los caballos, de ahí en adelante disfruto montar y más en el reining por todo lo que se realiza en las distintas maniobras que pueden ser círculos, puntas (paradas), giros entre otros", platica Juan Pablo quien es muy disciplinado.

No es fácil, comenta el pequeño jinete, pero es divertido porque se debe tener habilidad para hacer todas las maniobras, por ejemplo en las puntas que es que el caballo corra rápido y luego parar de golpe, o bien, en los giros donde el equino debe hacerlo rápido y parar justo donde te encontrabas ya que si paras antes o después te penalizan.

Medina Guardiola, quien toma clases de francés, comenta que otro de los atractivos es el "roll back donde el caballo debe girar en 180° -hacia izquierda o derecha de acuerdo al patrón-, de manera inmediata después de hacer una parada y salir corriendo en la dirección contraria".

Hay una maniobra más que es el cambio de manos, en esta el caballo deberá cambiar la pata y mano al cambiar de dirección, en el centro de la pista y durante la carrera, aunado también está la ceja que es cuando el caballo tiene que caminar hacia atrás en línea recta cuando le sea requerido.

En términos generales, dice Juan Pablo, el caballo debe de demostrar obediencia, habilidad, precisión, y en el mejor de los casos velocidad, y los movimiento del jinete deberán ser suaves, de esta manera el reining se califica individualmente cuando un jinete y su caballo entran a la pista y realizan el patrón.

TIENE UN SEGUNDO LUGAR NACIONAL

A la fecha Juan Pablo lleva dos competencias de reining, en la primera de ellas logró un meritorio segundo lugar en evento efectuado en León, Guanajuato, mientras que de la segunda aún se está esperando el resultado y que se desarrolló en el San Carlos Ecuestre en esta ciudad lugar donde entrena.

"Juan Pablo hace dos deportes reining y salto, en ese último también ha destacado en eventos celebrados en León, Querétaro consiguiendo primeros lugares", conversó su mamá Paola Guardiola quien también es jinete.

En salto, que es otro deporte hípico, Juan Pablo anda saltando 75 centímetros, en septiembre competirá en San Miguel de Allende donde participarán exponentes de diferentes Estados del país en un aproximado de 200 jinetes en distintas categorías y con premios especiales.

Paola Guardiola explica que Juan Pablo tiene una química especial con los caballos y para competir le ponen a uno con el que más se conecta, por ejemplo, en salto lo hace con "Escorpión", en reining con "Tiza" yegua asustadiza que con el pequeño jinete es calmada por la vínculo que tienen, pero monta cualquier caballo por esa química especial.

Juan Pablo tiene el deseo de seguir montando, para ello, entrena tres horas de reining y dos horas de salto en los cinco días a la semana, "es muy bonito practicar estos deportes, lo disfruto mucho, me relaja, y quiero seguir compitiendo".