¿Por qué es más difícil para una mujer triunfar en el automovilismo?

¿Por qué es más difícil para una mujer triunfar en el automovilismo?
Aunque pareciera que las condiciones para que las mujeres triunfen en el automovilismo son similares a las de un hombre, la realidad nos indica que falta mucho para que esto suceda.
Una de las pocas pilotos que ha logrado sortear las dificultades de llegar a los niveles más competitivos del automovilismo es Tatiana Calderón, la joven colombiana que trabaja como piloto de reserva del Alfa Romeo Racing Team en Fórmula 1.
En el currículum de Tatiana, destaca su participación en Fórmula 2, kilómetros recorridos con los monoplazas del equipo de Fórmula 1 y su presencia en las 24 Horas de Daytona del año pasado.
Sin embargo, en aras de fortalecer la idea de que su presencia del automovilismo no se trata de una cuota de inclusión o una casualidad, Tatiana prepara su siguiente reto profesional: las 24 Horas de Le Mans.
Para conocer cómo le ha ido en esta nueva normalidad laboral, cómo se prepara para competir en la carrera de resistencia más famosa del mundo y cuál es su perspectiva del automovilismo y la inclusión del talento femenino en el mismo, platicamos con ella.
Tatiana Calderón considera que uno de los principales obstáculos para que las mujeres avancen en el automovilismo viene desde origen pues desde las categorías juveniles hay cosas que están creadas pensadas exclusivamente en hombres.
"Desde uniformes, los accesorios y hasta la manera en la que están construidos los go-karts se tiene en mente a un hombre. No hay distinciones en la manera en la que son fabricados y en ese sentido, las mujeres que queremos participar, tenemos que adaptarnos y eso lo vuelve más difícil".
Tatiana considera que otra de las razones por las que es más complicado que las mujeres lleguen a esferas competitivas del automovilismo es que no hay ejemplos a quién seguir y es más difícil creer que una mujer puede triunfar en este mundo.
"Las mujeres tenemos muy pocas referencias y muchas veces nos subestiman porque no hay esa confianza anteriormente ganada.
Pocos son los equipos que le dan la responsabilidad a una piloto de competir en sus autos y no necesariamente porque no quieran abrirnos las puertas, sino porque hay mucho en juego y no hay precedentes que lo respalden como una opción. Por eso, intento siempre dar mi máximo esfuerzo para hacer más fácil el camino a otras mujeres", señala.
Tatiana considera su siguiente proyecto como uno de los más importantes en su joven carrera, pues, considera, que poder correr en las 24 Horas de Le Mans es un privilegio que muy pocos pilotos tienen".
"Desde que era pequeña he soñado con correr en Le Mans y estoy segura que todo lo que me imagino de ese momento se quedará corto con la realidad".
La piloto colombiana señala que ha sido un reto entrenar y prepararse para esta competencia con las condiciones que restringen una planeación normal.
"El simulador tiene más peso que nunca y el trabajo físico es más exigente. Sin duda, es una preparación distinta, pero estoy segura que llegaré lista para ese momento", concluye la colombiana que correrá para el Richard Mille Racing Team.