Tokio 2020 podría ser primaveral

Tokio 2020 podría ser primaveral
El Comité Olímpico Internacional (COI), junto con la organización de Tokio 2020, comenzó la tarea de encontrar el espacio ideal para realizar los Juegos en 2021. El presidente del COI, Thomas Bach, abrió la posibilidad de que Tokio 2020 fuera reprogramado antes del verano de 2021 y advirtió a los que participarán en la mudanza de los Juegos que tendrían que hacer "sacrificios y compromisos".
Bach dijo que los Juegos Olímpicos pospuestos podrían ser en primavera y afirmó que todas las opciones estaban sobre la mesa, después de que la justa se retrasara hasta 2021 como consecuencia de la pandemia de coronavirus. Una comisión denominada "Here We Go", derivada del COI, se coordinará con las 33 federaciones internacionales, con el objetivo inicial fijado en que la justa no pierda su esencia de veraniega. Sin embargo, al tratarse de una postergación inesperada, varias disciplinas —como atletismo y natación, entre las más importantes— tienen programados Mundiales en esa época del año, por lo que las negociaciones podrían orillar a que los Juegos se celebren entre abril y mayo.
"El acuerdo es organizar los Juegos Olímpicos a más tardar en el verano, pero no nada más nos apegamos a esos meses; todas las opciones están en la mesa", apuntó Bach, con respecto a una posible e inédita celebración de la máxima competencia en la primavera.
Los Campeonatos Mundiales de Atletismo 2021 están calendarizados para el próximo verano en Eugene, Oregon, que está construyendo un nuevo estadio con capacidad para 30 mil personas. Los próximos Mundiales de Natación se realizarán aproximadamente al mismo tiempo en Fukuoka, Japón. Paul Doyle, uno de los agentes más influyentes del atletismo, cree que los mundos de las pistas deberían posponerse hasta el verano de 2022, "si eso resuelve muchos problemas". Luego está, el tema de los clasificatorios para los atletas con aspiraciones olímpicas.
Bach despidió su teleconferencia con medios de comunicación diciendo: "Tokio 2020 en 2021 puede ser una celebración humana tras haberse recuperado del inédito desafío que es el coronavirus. La flama olímpica puede ser una luz al final de este oscuro túnel por el que la humanidad atraviesa en este momento".