Alemania supera las 100,000 muertes por COVID-19

Alemania supera las 100,000 muertes por COVID-19

BERLÍN (AP) — Alemania se convierte en el último país en superar la barrera de las 100,000 muertes por COVID-19 desde el inicio de la pandemia, según los datos oficiales presentados el jueves.

En las últimas 24 horas se registraron 351 decesos más relacionados con el coronavirus, que elevan el total nacional a 100,119, explicó la agencia alemana de control de enfermedades.

En Europa, Alemania es la quinta nación que supera esa marca luego de Rusia, Gran Bretaña, Italia y Francia.

El Instituto Robert Koch, la agencia federal que recopila los datos de unos 400 departamentos de salud regionales, reportó también un récord diario de contagios, con 75.961 nuevos infectados en 24 horas. Desde el inicio de la pandemia, Alemania ha confirmado más de 5,57 millones de infecciones.

El repunte de los casos llevó al que será el próximo gobierno alemán a anunciar el miércoles la creación de un grupo permanente de expertos que asesorarán a las autoridades sobre cómo atajar la pandemia.

Aunque la cifra de contagios diaria es superior a la de la ola del pasado invierno, ahora hay menos fallecidos por casos confirmados. Los expertos sostienen que eso se debe a la vacunación, que aseguran que reduce la posibilidad de desarrollar un cuadro grave de la enfermedad.

Pero los hospitales han advertido que las camas de las unidades de cuidados intensivos se están ocupando con pacientes con COVID-19 y algunos centros del sur y el este del país han empezado a trasladar enfermos a otras regiones.

Para el director general de la asociación de hospitales de Baviera, Roland Engehausen, el número de nuevos casos debe bajar drásticamente.

"De lo contrario, vamos a tener una situación dramática entre Navidad y Año Nuevo como nunca hemos visto", dijo a la agencia noticiosa alemana dpa.

Sajonia, en el noreste, fue el primer estado en registrar más de 1.000 infecciones por 100.000 habitantes en los últimos siete días el jueves. Tiene la tasa de vacunación más baja de las 16 regiones del país, con apenas el 57,9%.

El gobierno pidió a quienes recibieron la segunda dosis de la vacuna hace más de seis meses que se pongan otra de refuerzo, e instó a quienes no tienen ninguna a iniciar el proceso. Según los datos oficiales, el 68,1% de los 83 millones de habitantes del país tienen la pauta de vacunación completa, muy por debajo del umbral del 75% al que aspiran las autoridades.

Olaf Scholz, el líder de centroizquierda que se perfila como sucesor de Angela Merkel como canciller el próximo mes, pidió el miércoles la obligatoriedad de la vacuna en en centros de mayores que atienden a gente especialmente vulnerable, y dejó abierta la posibilidad de ampliar la medida a otros colectivos.

"Las vacunas son la salida a esta pandemia", afirmó Scholz.

El experto en salud de su Partido Socialdemócrata, el epidemiólogo Karl Lauterbach, citó el caso del futbolista del Bayern de Múnich Joshua Kimmich como advertencia para quienes creen que pueden esquivar tanto el virus como la vacuna. Kimmich, que se ha negado a vacunarse, dio positivo esta semana. El club dijo el miércoles que su estrella "está bien".

"Este caso muestra lo dificil que es para la gente no vacunada evitar el COVID-19 hoy en día", escribió Lauterbach en Twitter.