Centro de rescate teme que cientos de perros vuelvan a las calles en Managua

Centro de rescate teme que cientos de perros vuelvan a las calles en Managua

  El centro de rescate de animales "Hogar Angelitos de Dios" de Nicaragua informó que hay una orden de desalojo del local donde albergan a cientos de perros, los cuales podrían volver a las calles de Managua si se llega a ejecutar.

La orden de desalojo fue emitida por el Ministerio de Salud debido a "un problema que tuvimos con la caja de registro en donde se depositan las aguas negras", que se desbordó, explicó a Efe la responsable del centro, Francella Arróliga.

"Esto ocasionó que los vecinos se quejaran ante el Ministerio de Salud, que nos inspeccionó y, pese a que al momento de la inspección ya habíamos subsanado la situación, nos pidieron que desalojemos debido a que la gente (también) se queja por los ladridos de los perros", indicó.

Arróliga dijo que un centenar de perros, que han sido rescatados de las calles, son albergados en el local "Hogar Angelitos de Dios" desde hace cinco años.

Desde que están funcionando, sostuvo, no habían tenido ningún problemas con los vecinos, debido a que han extremado las medidas de higiene y limpieza para garantizar la salud de los animales y evitar molestias.

Los responsables del centro de rescate de animales solicitaron al Ministerio de Salud "una nueva revisión", de la cual aún no han dado respuesta.

"Nos pidieron documentación legal sobre el hogar", dijo Arróliga, de 30 años, mercadotecnóloga de profesión.

Aunque existe una orden de desalojo, la misma no tiene una fecha exacta para que se haga efectiva, apuntó.

La responsable del centro dijo que esperan una respuesta de parte de las autoridades sanitarias para que realicen una nueva inspección y constaten que el lugar cumple con todas las medidas para mantener a los animales.

"Nosotros solicitamos al Ministerio de Salud que retire la orden de desalojo" para evitar que los perros vuelvan a las calles, anotó.

Las autoridades sanitarias no han confirmado si harán una nueva inspección.

Según Arróliga, "Hogar Angelitos de Dios" garantiza el alimento y la atención veterinaria a cada animal, cuidados que no tendrían su vuelven a las calles.

"Rescatamos perros de todas las edades. Hay perritos desde tres meses, hasta abuelitos, que ya a esos no se los llevan (no son adoptados)", y otros caninos no logran adaptarse a las familias rescatadas y son devueltos al hogar, según dijo.

Mensualmente el centro requiere de 2.000 dólares para garantizar su funcionamiento, que incluye alimentación, gastos médicos, y pagos de servicios básicos, que generalmente obtienen de donaciones.

Una vez que lograr la restauración de cada animal, "Angelitos de Dios" se encarga de buscar un hogar seguro para cada canino.

En ese centro, en el que trabajan cinco personas, además de rescatar a perros en riesgo, que son llevados inmediatamente a una clínica veterinaria y luego trasladados a sus instalaciones, también reciben denuncias de maltrato animal.