China intimida y detiene por dos horas a canadiense en aeropuerto


Autoridades de seguridad chinas intimidaron y arrestaron por unas dos horas a la ciudadana canadiense Ti-Anna Wang y a su familia durante su tránsito por el Aeropuerto Internacional de Beijing, denunció hoy el diario Toronto Globe and Mail.
El incidente, que parece ser un nuevo acto de represalia de China contra los canadienses por la detención del mes pasado de Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei, se registró la víspera, cuando la mujer, su esposo y su pequeña hija hicieron escala en Beijing, en un vuelo a Canadá

En un correo electrónico enviado a la redacción del diario canadiense, la señora Wang narró la mala experiencia que vivió al ser abordada por seis elementos de seguridad, cuando el avión en el que se dirigía de Seúl a Toronto en un vuelo de conexión, llegó a Beijing

"Me acompañaron, me detuvieron con mi hija y me separaron de mi esposo por casi dos horas. Fue una prueba terrible, aterradora y sin sentido, sin otro propósito que intimidar, castigar e intimidarme a mí y a mi familia", indicó.

En una llamada telefónica posterior con The Globe and Mail desde Seúl, Wang describió que las autoridades chinas fueron "innecesariamente crueles" con ella y su familia y ni siquiera le permitieron cambiar el pañal a su hija de 11 meses.

La mujer, a quien no se le permitió usar su teléfono o computadora o ponerse en contacto con la embajada de Canadá, relató que los funcionarios chinos le dijeron que no se le permitía regresar a Canadá y que la llevarían en un vuelo de regreso a Corea del Sur.

"Le pregunté repetidamente por qué no podía simplemente regresar a Canadá, ya que no tenía intención de quedarme en China y estaba simplemente en tránsito. Me dijeron que estaban investigando mi caso, pero no me dieron ninguna información", indicó

La breve detención de Wang en el Aeropuerto Internacional de Beijing se da en medio de tensas relaciones entre China y Canadá por el arresto en Vancouver de Meng Wanzhou, directora ejecutiva del tecnológico chino Huawei, el mes pasado, y la detención posterior de dos canadienses por parte de China.

La directora financiera de Huawei fue detenida el 1 de diciembre en el aeropuerto de la ciudad canadiense de Vancouver a petición de Estados Unidos, que solicita su extradición por violar el embargo económico contra Irán.

Días después fueron detenidos en China el ex diplomático canadiense Michael Kovrig y su compatriota el empresario Michael Spavor, por participar en actividades que "ponen en peligro la seguridad de China", lo que provocó una protesta de Ottawa por considerar que Beijing está violando las reglas de la inmunidad diplomática.

En medio de la crisis, el lunes pasado un Tribunal de la nororiental provincia china de Liaoning condenó a muerte al canadiense Robert Lloyd Schellenberg por tráfico de drogas, invalidando la sentencia original de 15 años, dictada en noviembre pasado por considerar que era “demasiado indulgente”.