Ciudad china no halla más contagios tras 11 millones de pruebas

Ciudad china no halla más contagios tras 11 millones de pruebas

  Qingdao, una ciudad costera del este de China, completó las pruebas de detección del coronavirus a sus 11 millones de habitantes tras un brote, sin detectar nuevos contagios hasta el momento.

Hasta el viernes, los 10,9 millones de test realizados fueron negativos.

El riesgo de transmisión comunitaria "básicamente se ha eliminado", dijo Xue Qingguo, teniente de alcalde de Qingdao, a la televisora estatal CCTV.

Las pruebas se ordenaron luego de que 13 personas contrajeron el COVID-19, los primeros casos de transmisión local en más de dos meses.

La fuente del brote se remonta a dos trabajadores portuarios que habían dado positivo al virus en septiembre pero que en un primer momento no mostraron síntomas. Habían visitado un hospital en Qingdao, donde pasaron a una sala de escáneres, que no se desinfectó de forma adecuada después y provocó el contagio de otros pacientes, según las autoridades de salud.

El director de la Comisión de Salud, Sui Zhenhua, y Deng Kai, presidente del hospital torácico de Qingdao donde se transmitió el virus, están siendo investigados por el brote.

La Comisión Nacional de Salud reportó el sábado 13 nuevos casos, todos importados, para un total de 85.659, con 4.634 decesos.

Por su parte, India confirmó 62.212 nuevas infecciones en las últimas 24 horas que elevan el total de pacientes con COVID-19 por encima de los 7,4 millones y mantienen una tendencia a la baja. El Ministerio de Salud reportó también el sábado 837 nuevas muertes y suma ya 112.998. 

En el estado más afectado, Maharashtra, se produjeron cerca del 36% de los fallecimientos causados por el virus. Según el ministerio, el promedio diario de contagios bajó a 72.576 la semana pasada desde los 92.830 de la semana del 9 al 15 de septiembre, en el apogeo del brote.

Algunos expertos dicen que el conteo de infecciones indio podría no ser fiable por la falta de reportes y la mala infraestructura de salud. Además, el país confía en los tests de antígenos, que son más rápidos pero menos precisos que las PCR, el estándar internacional.

Las autoridades sanitarias advirtieron además del posible riesgo de propagación del COVID-19 durante la temporada de festivales religiosos que comenzará más tarde este mes. El ministro de Salud, Harsh Vardhan, dijo a reporteros el viernes que los dos próximos meses son especialmente cruciales por la llegada del invierno y los festivales.

La capital india, Nueva Delhi, sufre también una elevada contaminación en el aire, lo que complicará la lucha contra la pandemia en los próximos meses.

 En Australia, el estado de Victoria registró apenas un contagio, sin decesos, mientras la ciudad de Melbourne da un paso más para aliviar algunas de sus restricciones.