Corte Suprema de EEUU: algunos inmigrantes no tendrán audiencia

Corte Suprema de EEUU: algunos inmigrantes no tendrán audiencia

La Corte Suprema de Estados Unidos falló el martes que el gobierno puede detener indefinidamente a ciertos inmigrantes que dicen que enfrentarán persecución o tortura si son deportados a sus países de origen.

Con el disenso de tres jueces de centroizquierda, el tribunal sostuvo en votación de 6-3 que los inmigrantes no tienen derecho a una audiencia sobre si deben ser puestos en libertad mientras el gobierno evalúa su solicitud.

El juez Samuel Alito escribió a nombre de la mayoría del tribunal que "esos extranjeros no tienen derecho a una audiencia de fianza".

El caso involucra a las personas que ya han sido deportadas y que, al ser detenidas después de reingresar ilegalmente a Estados Unidos, afirmaron que serían perseguidas o torturadas si eran devueltas a sus países. Uno de los casos es de hombre salvadoreño que alega que una pandilla lo amenazó después de ser deportado.

Un funcionario de inmigración determinó que los inmigrantes tenían un "temor razonable" por su seguridad si regresaban a sus países, poniendo en marcha un proceso de evaluación que puede llevar meses o años.

La cuestión para el máximo tribunal estadounidense es si el gobierno podría detener a los inmigrantes sin que un juez de inmigración intervenga. Los inmigrantes y el gobierno del entonces presidente Donald Trump, que presentaron sus argumentos del caso antes de la toma de posesión del presidente Joe Biden en enero, apuntaron a diferentes disposiciones de la ley de inmigración para defender sus posturas.

La corte federal de apelaciones en Richmond, Virginia, había fallado a favor de los inmigrantes, pero otras cortes de apelaciones se pusieron del lado del gobierno. El fallo del martes sienta un precedente a nivel nacional, pero que afecta sólo a lo que los defensores de los inmigrantes llaman un subconjunto relativamente pequeño de personas que no son ciudadanos estadounidenses.