Ejército matiza versión del gobierno israelí sobre muerte de periodista palestina

Ejército matiza versión del gobierno israelí sobre muerte de periodista palestina
Shireen Abu Akleh era una reconocida periodista palestina / Foto: EFE

A-AA+

JERUSALÉN (EFE).- El jefe del Estado Mayor israelí, Avi Kohavi, matizó hoy la versión oficial del gobierno sobre la muerte de la periodista palestina de Al Jazeera Shireen Abu Akleh, de la que había asegurado que "probablemente palestinos armados fueron los responsables".

Sin embargo, Kohavi indicó después que no es posible determinar por el momento quién disparó la bala que mató a la periodista al alcanzarle en la cabeza, y prometió que el Ejército investigará las circunstancias de lo ocurrido.

“En esta etapa, no es posible determinar de quién fue el disparo y lamentamos su muerte”, indicó Kohavi en un comunicado publicado por el Ejército.

Poco después de la muerte de Abu Akleh, mientras cubría una redada en el campo de refugiados de Yenín, al norte de Cisjordania ocupada, tanto el primer ministro israelí, Naftali Benet, como el Ministerio de Exteriores se apresuraron a afirmar que "había indicios de que murió por fuego palestino".

“Según la información que hemos recopilado, parece probable que fueran palestinos armados -quienes disparaban indiscriminadamente- los responsables de la desafortunada muerte de la periodista", indicó Benet en un comunicado.

El Gobierno israelí apoya sus argumentos en un video viralizado en las redes sociales, supuestamente de la redada de hoy en el campo de refugiados de Yenín, en el que se ve a palestinos disparando y alardeando de que habían dado a un soldado.

“Con el fin de llegar a la verdad, hemos creado un equipo especial que esclarecerá los hechos y los presentará en su totalidad ya la mayor brevedad”, anunció esta tarde el jefe del Estado Mayor.

El equipo estará liderado por el coronel Meni Liberati, jefe del la Brigada de Comando del Ejército.

“Los soldados operaron bajo fuego y demostraron coraje y determinación para proteger a los ciudadanos del país, y continuaremos haciéndolo donde sea que se nos requiera”, puntualizó Kohavi.

Tanto las autoridades palestinas, como la cadena Al Jazeera y la Liga Árabe han acusado directamente a Israel de matar "deliberadamente" a la periodista, que iba debidamente identificada como prensa y protegida con chaleco y casco.