El principal acusado del 13-N: El diálogo puede evitar nuevos ataques

El principal acusado del 13-N: El diálogo puede evitar nuevos ataques

  Salah Abdeslam, uno de los cerebros de los atentados yihadistas del 13 de noviembre de 2015 en París, aseguró este lunes ante la corte que lo juzga en la capital francesa que ese atentado fue "inevitable", pero instó al diálogo para impedir que haya otros.

"El 13 de noviembre fue inevitable, pero podéis evitar nuevos 13 de noviembre. Por eso hablo de diálogo. (...) Podemos hacer la guerra, matarnos o detestarnos, pero la puerta del diálogo debe seguir abierta", dijo.

Abdeslam, franco-marroquí de 32 años criado en Bélgica, es el único miembro del comando que sigue vivo y se enfrenta a la cadena perpetua. Este yihadista es el más conocido entre los 20 acusados en el proceso, que se abrió el 8 de septiembre y tendrá lugar hasta mayo de 2022.

La jornada de hoy estuvo dedicada a los ataques que hubo en distintas terrazas de bares parisinos y el yihadista quiso poner ese atentado múltiple "en su contexto", denunciando de nuevo los bombardeos aéreos franceses en Siria.

"Si sacas los vídeos de su contexto, soy el primero que no lo aprueba. Pero si los pones en su contexto, no puedo condenarlo", dijo tras la difusión de imágenes de uno de los ataques de esa noche, que también tuvieron lugar en la sala de conciertos Bataclan y en el Estadio de Francia.