EU “nunca olvidará”

El presidente D. Trump encabezó los actos conmemorativos del 18 aniversario de los ataques del 11S

EU “nunca olvidará”

Nueva York.- Los estadounidenses conmemoraron ayer 18 años de los atentados terroristas con ceremonias, voluntariado, exhortaciones a “nunca olvidar” y llamados de atención al creciente número de socorristas que han muerto o enfermado tras los ataques terroristas.

Familiares de víctimas llegaron a la zona cero, donde se realizó un minuto de silencio y tañeron las campanas a las 8.46, el preciso momento en que un avión secuestrado se estrelló contra la torre norte del Centro de Comercio Mundial.

En otras partes del país, el presidente Donald Trump colocó una corona en el Pentágono y dijo, “éste es su aniversario de pérdidas personales y permanentes”.

En una proclama en la que declaró el “Día del Patriota”, Trump dijo que “una bella mañana de septiembre fue alterada por incredulidad total, dolor inenarrable y sufrimiento profundo. Sin embargo, la fuerza, el valor y la compasión de Estados Unidos nunca flaquearon”.

Previamente, con la bandera de la Casa Blanca a media asta, Trump participó de un minuto de silencio en el jardín sur acompañado por la primera dama Melania Trump y decenas de funcionarios del poder ejecutivo. Posteriormente se dirigía al Pentágono.

Los legisladores observaron un minuto de silencio en el Congreso.

El vicepresidente Mike Pence dijo que los tripulantes y pasajeros que resistieron a los secuestradores el 11/Sep protegieron a Estados Unidos.

Pence habló en la conmemoración del Vuelo 93, que se estrelló en un campo en Pennsylvania. Murieron las 40 personas a bordo.

Dieciocho años después de los ataques terroristas más mortales en territorio estadounidense, la nación sigue tratando de reponerse. Los efectos son visibles, desde los controles de seguridad en los aeropuertos hasta Afganistán, donde Estados Unidos libra la guerra más larga de su historia.

Las ceremonias se enfocaron en la conmemoración de las cerca de 3.000 personas que murieron cuando aviones secuestrados chocaron contra las Torres Gemelas, el Pentágono y un campo cerca de Shanksville el 11 de septiembre del 2001. Todos los nombres de esas víctimas son leídas en voz alta en una ceremonia en la Zona Cero, donde la hora exacta en que los aviones chocaron y las torres se desplomaron se recuerdan con momentos de silencio y toques de campanas.