Francia estudia adelantar el toque de queda para frenar la pandemia

Francia estudia adelantar el toque de queda para frenar la pandemia
Foto: AP

PARÍS, Francia (EFE).- El avance de la tercera ola de la pandemia en Francia ha provocado que el Gobierno francés no descarte adelantar el inicio del toque de queda en todo el país a las 18.00 horas para limitar las interacciones sociales, una medida que hasta ahora se ha aplicado de forma local. 

El Ejecutivo estudió este miércoles las distintas posibilidades en un Consejo de Defensa y mañana jueves el primer ministro, Jean Castex, desvelará sus conclusiones en una conferencia de prensa. 

El portavoz gubernamental, Gabriel Attal, no quiso adelantar hoy las decisiones, pero dejó claro que una de las hipótesis que se barajan, aparte de mantener el actual sistema de medidas diferenciadas según la situación en cada territorio, es adelantar en todo el país el toque de queda a las 18.00 horas. 

"Las dos posibilidades son evidentemente posibles. Actualmente hay medidas de escala nacional y local. Medidas nacionales como el toque de queda a las 20.00 y aplicaciones locales, como los departamentos que ya han pasado a las 18.00", indicó. 

El inicio de las restricciones de movilidad a las 18.00 horas está en vigor desde este mes en 23 de los 100 departamentos del país. 

"Son elecciones difíciles, difíciles para los franceses afectados, para los comerciantes. Cuando tomamos ese tipo de decisiones lo hacemos porque es necesario por razones sanitarias y para frenar la circulación del virus", añadió Attal. 

Según los datos que tiene el Gobierno, en esos primeros territorios se ha observado una ralentización del ritmo de contagios: "Pero evidentemente es demasiado pronto. No es suficiente para observar un descenso de la epidemia. Estamos en una meseta que tiene tendencia a aumentar", dijo el portavoz. 

Durante el toque de queda en Francia, que actualmente se extiende hasta las seis de la mañana, están autorizadas las salidas por motivos sanitarios o laborales, para atender a una persona necesitada o para pasear a las mascotas, entre algunas excepciones. 

Su ampliación es la posibilidad que ha acaparado más fuerza de entre otras alternativas, como confinamientos locales durante el fin de semana, el regreso a un confinamiento estricto, con el cierre de comercios y escuelas, o un confinamiento más ligero, en el que los centros educativos seguirían abiertos. 

La tasa de positividad en Francia alcanza actualmente el 6.5 % del total de test realizados. Desde el inicio de la epidemia, según cifras de este miércoles, se han registrado en el país 2.8 millones de contagios de coronavirus y 68,802 muertes.