Grupos de presión proponen otro referendo para zanjar la pesadilla del brexit

Grupos de presión proponen otro referendo para zanjar la pesadilla del brexit
Foto: AP

LONDRES (EFE).- Grupos de presión como People's Vote y diputados laboristas declararon hoy en Londres que solo sometiendo un eventual pacto con Bruselas a un referendo se podría zanjar "la pesadilla del 'brexit'", dando otra oportunidad a los ciudadanos de pronunciarse sobre su permanencia en la Unión Europea.

En un encuentro con los medios, los diputados Peter Kyle y Phil Wilson, del principal grupo opositor, expusieron su convencimiento de que los ciudadanos han de tener la última palabra, mediante plebiscito, sobre el futuro político del Reino Unido.

Por su parte, la representante del grupo People's Vote (Voto popular), Amanda Chetwynd-Cowieson, lamentó que este país se encuentre ahora "al borde de una las mayores crisis políticas" de su historia y opinó que los jóvenes hoy votarían "abrumadoramente" en una nueva consulta a favor de la permanencia.

Según denunció la activista, el tipo de "brexit" ideado por el primer ministro, Boris Johnson, "destruirá oportunidades y dañará la economía", y "limitará" a los más jóvenes sus "ocasiones de vivir, viajar y trabajar".

"Pasaremos de ser un país que mira hacia fuera, involucrado en desafíos globales, como el cambio climático o la tecnología, a una pequeña Inglaterra estrecha de miras", señaló.    

Ese grupo ha convocado una manifestación a nivel nacional para el próximo sábado 19, coincidiendo con la celebración de una sesión extraordinaria del Parlamento, justo después de la crucial cumbre europea, que arrojará luz sobre el "brexit". 

Kyle y Wilson son muy conocidos en el Reino Unido por haber presentado en marzo una de las enmiendas al pacto consensuado por la entonces primera ministra, Theresa May.     

Dicha enmienda, que proponía la celebración de un plebiscito con el que corroborar el tratado previamente aprobado por el Parlamento, no prosperó por tan solo 12 votos.

Cuando quedan apenas tres semanas para el 31 de octubre, la fecha de ejecución del "brexit", ambos parlamentarios se mostraron hoy convencidos de que han de ser los ciudadanos quienes tengan la última palabra para decidir el futuro del país. 

Según Kyle, diputado por la circunscripción de Hove -donde se votó a favor de la permanencia-, la propuesta de Johnson a los 27 es aún "menos atrayente" para el Parlamento que la de May, y tildó de "misión suicida" la pretensión del líder tory de "superar los trámites parlamentarios victorioso, sin enmiendas".

"La única manera de avanzar es con una votación 'de confirmación' con la que se podría romper el bloqueo del 'brexit' fuera de Westminster y poner fin definitivo a la pesadilla", enfatizó.

Con ese hipotético nuevo referendo -que tendrían primero que aprobar los Comunes- los ciudadanos podrían aceptar o rechazar el supuesto pacto acordado con Bruselas, optar por la permanencia en la UE o bien posicionarse sobre un escenario sin acuerdo.

Wilson, diputado por Sedgefield, donde la población es mayoritariamente pro-salida, opinó que es "necesario someter a votación el acuerdo para que los ciudadanos tengan la oportunidad de decidir si quieren o no seguir adelante" con el "brexit".

En la rueda de prensa participó Lord John Kerr, uno de los autores del Artículo 50 -de activación del proceso de salida de un país del bloque comunitario-, que tildó de "desastre absoluto" la actual situación política británica.

Kerr, que fue embajador británico en Estados Unidos, representante del Reino Unido en Bruselas y miembro de los Lores, confesó que nunca hubiera imaginado que sería precisamente este país el que activaría dicho protocolo. 

Si bien el proceso de salida aún plantea un sinfín de cuestiones, las expectativas de que se cierre un nuevo acuerdo antes de la fecha límite del 31 de octubre se reavivaron este jueves tras una reunión entre Johnson y su homólogo irlandés, Leo Varadkar.

Éste ve factible ahora pactar una fórmula que permita mantener abierta la frontera con Irlanda del Norte tras el "brexit", el principal objetivo de Dublín en las negociaciones.

Por su parte, la Comisión Europea calificó hoy de "constructiva" una reunión mantenida en Bruselas entre el negociador de la UE para el "brexit", Michel Barnier, y el ministro británico para la salida del club comunitario, Stephen Barclay. 

Hasta la fecha, Johnson ha sostenido que el país abandonará la UE el día 31 con o sin tratado bilateral, pese a que hay una ley que le obliga a pedir a los Veintisiete una prórroga si no se logra un acuerdo para el día 19.