Irlanda del Norte enfrenta desabasto comercial por Brexit

Irlanda del Norte enfrenta desabasto comercial por Brexit

Las cadenas de supermercados más grandes de Reino Unido advirtieron el miércoles que los suministros de alimentos en Irlanda del Norte enfrentan interrupciones debido a los nuevos controles impuestos por la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

Después de que se difundieran fotos que mostraban estantes vacíos, los directores ejecutivos de Tesco, Sainsbury's, Asda, Islandia, Co-Op y Marks & Spencer escribieron al gobierno diciendo que habría una "interrupción significativa" a menos que se tomaran medidas urgentes para arreglar un sistema "que no funciona".

Gran Bretaña salió del bloque económico de la UE, la etapa final del Brexit, al terminar 2020. Un acuerdo comercial que entró en vigor el 1 de enero permite a ambas partes comerciar bienes sin cuotas ni aranceles, pero eso está muy lejos del comercio fluido y sin complicaciones del que disfrutó Reino Unido mientras era parte del mercado único de 27 naciones. Las empresas enfrentan ahora nuevos gastos y trámites burocráticos, incluidas las declaraciones de aduana y los controles fronterizos.

Irlanda del Norte permanece estrechamente vinculada a la economía del bloque bajo los términos del divorcio del Brexit para proteger su frontera abierta con la vecina república de Irlanda, que sí forma parte de la UE. Eso significa que hay nuevos controles entre Irlanda del Norte y el resto de Reino Unido, incluidas las declaraciones aduanales para mercancías y certificados sanitarios de exportación para productos alimentarios de origen animal.

Un período de gracia de tres meses significa que algunas medidas se impondrán hasta el 1 de abril, pero a las empresas les preocupan los nuevos trámites.

Ian Wright, director ejecutivo de la Federación de Alimentos y Bebidas de Gran Bretaña, dijo a un comité de legisladores que Irlanda del Norte corría el riesgo de pasar "de la televisión en color a blanco y negro" en términos de elección de alimentos.

El gobierno británico dijo en un comunicado que "ya se ha establecido un nuevo equipo dedicado en el gobierno y trabajará con los supermercados, la industria alimentaria y el Ejecutivo de Irlanda del Norte para desarrollar formas de agilizar el movimiento de mercancías".