Israel aprueba más de 1,300 nuevas casas para colonos en Cisjordania ocupada

Israel aprueba más de 1,300 nuevas casas para colonos en Cisjordania ocupada
Asentamientos israelíes en Cisjordania ocupada / Foto: AP

JERUSALÉN (EFE).- Israel dio hoy aprobación final a más de 1,300 nuevas casas en colonias en Cisjordania ocupada y aprobación parcial a otras 853, ante lo cual el Gobierno palestino pidió la "inmediata y urgente intervención de la comunidad internacional".

La oficina israelí de coordinación para actividades en los territorios palestinos, COGAT, confirmó hoy a Efe que el total de nuevas residencias que recibieron la autorización definitiva fueron 1,313, mientras que las restantes deberán ser aprobadas en etapas posteriores.

De éstas últimas, más de 500 se construirían en el asentamiento de Har Guiló, ubicado entre Jerusalén y Belén, que pasaría a contar con 1,600 viviendas y bloquearía el acceso al pueblo cisjordano de Al Walaja.

Las restantes estarían distribuidas en más de 10 colonias, incluyendo dos asentamientos relativamente grandes como Beit El y Efrat.

Este miércoles fue el primero de dos días de sesión del Alto Consejo de Planeamiento de COGAT, que se prevé apruebe otras 2,500 nuevas viviendas mañana.

Nabil Abu Rudeina, portavoz del presidente palestino, Mahmud Abás, se refirió hoy a la autorización de las nuevas residencias y llamó a la comunidad internacional a presionar al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, a detener su política de construcción de asentamientos.

Esta, dijo, "elimina cualquier oportunidad real de alcanzar una paz justa y duradera" y "llevará a la región al borde del abismo".

Por otra parte, acusó al mandatario israelí de "aprovechar el silencio internacional" y el apoyo incondicional del presidente estadounidense Donald Trump, además de la "gratuita normalización" de relaciones diplomáticas con Emiratos Árabes Unidos y Baréin.

La construcción de asentamientos judíos en el territorio ocupado de Cisjordania es considerada ilegal por la ONU y la mayor parte de la comunidad internacional, que ven en ella el principal obstáculo para la paz entre israelíes y palestinos.