Los Ángeles cierra tramos de calles para alentar recreación en vecindarios

Los Ángeles cierra tramos de calles para alentar recreación en vecindarios

LOS ÁNGELES (EFE News).- Vecindarios de Los Ángeles limitarán desde este sábado el tráfico de vehículos en varios tramos de sus calles dando más espacio a sus residentes para hacer ejercicio como parte de una medida que pretende alentar a los vecinos a quedarse en sus barrios, mientras el Gobierno del presidente Donald Trump presiona para que el área relaje sus restricciones por el COVID-19.  

Con 43,052 casos positivos y 2,049 muertes por coronavirus hasta este viernes, el condado de Los Ángeles es el área más afectada en California por el brote. 

Las muertes representan el 56% del total de decesos en el estado, y las autoridades locales están esforzándose por retrasar la apertura de la zona, y contener un posible aumento de contagios.  

Esta renuencia alentó al Departamento de Justicia a enviar una carta de advertencia al alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, diciendo que a las autoridades federales les preocupaba que la ciudad estuviera aplicando "un enfoque arbitrario y duro" a las órdenes de quedarse en casa, según reportó Los Ángeles Times. 

En una conferencia de prensa este viernes el jefe del Ayuntamiento respondió diciendo que las medidas no están guiadas por la política sino por la ciencia, y la colaboración con los residentes.  

"Entonces, hablaremos con la industria y con los dueños de negocios y hablaremos con los empleados y grupos laborales apoyados en la ciencia, los números (de contagios) siempre nos guiarán hacia adelante, no hay nada más", advirtió Garcetti.  

En este fin de semana largo en el que se celebra el Día de los Caídos (Memorial Day), y que marca el inicio de las vacaciones de verano, la ciudad de Los Ángeles ha visto casi a sus cuatro millones de habitantes quedarse en casa, lo que representa un reto para las autoridades.  

Las playas y los parques de Los Ángeles fueron abiertos con restricciones para que el público mantenga el distanciamiento social. 

Las recomendaciones se centraron en alentar a los angelinos a evitar las multitudes por lo que el  programa "Slow Streets" (Calles Lentas) se presenta como una opción para quedarse en casa en este fin de semana largo.  

"Este es un momento emocionante para nosotros tener un poco más de espacio en nuestros vecindarios para hacer lo que ya estamos haciendo, caminar, llevar a un bebé en la carriola, patinar, andar en bicicleta", dijo el alcalde.  

El jefe del Ayuntamiento advirtió que no se están cerrando completamente ninguna calle y que el acceso de emergencia  serán permitidos.  

La primera fase de "Slow Streets" cubre aproximadamente siete millas de las calles del oeste de Los Ángeles, informó el alcalde.  

El programa permite que las juntas comunitarias de los barrios se vinculen. Más de una docena de vecindarios se han unido ya al programa.  

Las autoridades no han querido publicar todas las zonas en las que está vigente en este momento la iniciativa porque podría hacer que más personas se presenten, pero los consejos vecinales podrían anunciarlos individualmente, explicó Colin Sweeney,  vocero del Departamento del Transporte de Los Ángeles (LADOT). 

La ciudad aún mantiene prohibidas las reuniones de grupos, y que se realicen las típicas barbacoas con vecinos, así como juegos que impliquen contacto físico y otras reuniones.