Ministra israelí ratifica denuncia de "terrorismo ambiental"

Ministra israelí ratifica denuncia de terrorismo ambiental

  La ministra de Protección Ambiental israelí ratificó el jueves su denuncia de que un derrame de petróleo crudo en el Mediterráneo oriental el mes pasado se debió a un ataque intencional de Irán, pero no presentó pruebas para respaldar su afirmación.

Funcionarios de la defensa mantuvieron silencio sobre la denuncia de Gila Gamliel, una ministra subalterna del partido Likud del primer ministro Benjamin Netanyahu, quien anunció el miércoles que había llegado a la conclusión de que el gobierno iraní derramó deliberadamente toneladas de crudo en el mar para dañar el ecosistema marino de Israel.

Preguntada en una entrevista el jueves por la Radio del Ejército si podía demostrar que se trataba de un ataque intencional, Gamliel reafirmó su posición. "Decir que esto no es terrorismo, que fue un accidente, es un enfoque inapropiado del incidente", aseguró.

La investigación determinó que el buque llevaba petróleo de contrabando de Irán a Siria cuando se produjo el derrame a principios de febrero.

"El hecho de que nadie sabía que el buque llevaba petróleo crudo de contrabando de Irán a Siria, que derramó petróleo y desactivó su radar es una falla que debe ser investigada", dijo, y añadió que el ministerio de Defensa israelí debía "dar explicaciones".

El ministerio no hizo declaraciones de inmediato sobre las declaraciones de Gamliel, como no lo hicieron el ejército, la cancillería ni la oficina del primer ministro.

Las autoridades iraníes no han reconocido públicamente la denuncia ni respondido a los pedidos de declaraciones.

Se estima que más de 1.000 toneladas de alquitrán que llegaron a la costa de Israel el mes pasado han causado graves daños ambientales y obligado a cerrar las costas al público. La Autoridad de la Naturaleza y los Parques han dicho que el incidente ha sido uno de los desastres ambientales más graves que ha sufrido el país. Se estima que la limpieza tomará varios meses.