Polémico libro de Bob Woodward sale a la venta en EEUU y Trump lo ve "aburrido"

Polémico libro de Bob Woodward sale a la venta en EEUU y Trump lo ve aburrido
Foto: EFE

Washington, EEUU (EFE).- "Rage", el nuevo libro del periodista Bob Woodward, salió a la venta este martes en Estados Unidos y recibió una de sus primeras críticas de la mano de su principal protagonista, el presidente Donald Trump, que lo tachó de "aburrido", pese a la polémica originada antes de su publicación. 

Preguntado sobre el motivo por el que accedió a hablar en 18 ocasiones con Woodward para este libro, Trump respondió hoy en la cadena de televisión Fox: "Bien, porque asumí que (Woodward) era un poco justo. No lo había hecho antes, él solo escribe libros malos. Y en realidad, lo leí anoche, lo leí muy rápido y fue muy aburrido, pero no había mucho en este libro. Es un libro aburrido", zanjó. 

La obra ha causado un gran revuelo en los últimos días, después de que salieran a la luz algunas de las grabaciones que Woodward hizo de sus entrevistas con Trump, quien reconoció que minusvaloró intencionadamente en febrero y marzo la pandemia aun a sabiendas de su gravedad. 

UNA BANDA DE UN SOLO HOMBRE 

A lo largo de sus 452 páginas, el libro hace un retrato del mandatario a través de las entrevistas que el autor hizo con el presidente y con gente de su entorno. 

La obra describe la Casa Blanca de Trump como un lugar donde hay sitio para el caos, la improvisación y los impulsos del mandatario, lo que es descrito por Woodward como una "banda de un solo hombre". 

Trump "es como una excavadora para el personal (de la Casa Blanca) y francamente para el país. Y dice lo que piensa, con lo que no hay control, este es uno de los problemas de su Presidencia, que no crea equipo, no tiene un plan", explicó este martes Woodward en una entrevista con el diario The Washington Post. 

El asesor y yerno del presidente, Jared Kusher, aconsejó a Woodward que se fijara en "Alicia en el País de las Maravillas" como guía de la Presidencia del Trump y parafraseó al Gato de Cheshire, "Si no sabes a dónde vas, cualquier camino te llevará". 

De todas las revelaciones que contiene el libro las más polémicas son las referidas a la gestión de la pandemia: Que Trump supo desde finales de enero sobre la gravedad de la COVID-19 y que de hecho su asesor de Seguridad Nacional, Robert O'Brien, le alertó de que esta sería "la mayor amenaza a la seguridad nacional" de su Presidencia. 

WOODWARD INTENTA JUSTIFICARSE 

"Iba a ser como la pandemia de 1918, la Gripe Española en EE.UU., que mató a 675,000 personas -dijo este martes Woodward-. Diez días más tarde, estaba hablando con Trump y mencionó esto, pensé que estaba hablando sobre China en ese momento, porque en febrero todo el tema del virus era China y no EE.UU." 

Tanto en el libro como en los últimos días, Trump ha sostenido que minusvaloró adrede la pandemia al principio para no crear pánico, pese a que conocía detalles de relevancia como que la COVID-19 se transmitía por el aire y que no era como el SARS, lo que le ha valido numerosas críticas que también han salpicado al propio Woodward, por haber esperado varios meses a hacer públicas estas revelaciones. 

Sin embargo, el periodista sostuvo hoy que al principio pensó que Trump hablaba de China y que él supo solo tres meses más tarde de que la reunión del 28 de enero en la que el presidente fue avisado de la gravedad de la pandemia. 

El libro también aborda otros asuntos como la relación de Trump con el líder norcoreano Kim Jong-un, especialmente su intercambio epistolar. 

Woodward señala que ha tenido acceso a 27 de esas misivas enviadas entre 2018 y 2019. "Floridas y grandilocuentes, dibujan cómo ambos forjaron un vínculo personal emocional. Trump personalmente dijo que eran 'cartas de amor", describe el periodista en su obra. 

KUSHNER, EL JEFE DE GABINETE "DE FACTO" 

El libro también refleja los esfuerzos de exresponsables de la Administración de Trump, como los exsecretarios de Defensa y de Estado, James Mattis y Rex Tillerson, o del exdirector de Inteligencia Nacional Dan Coats, por influir en las decisiones del mandatario sin éxito. 

Aunque si hay una figura omnipresente es la de Kushner, a quien Woordward define como "el jefe de Gabinete de facto", al frente de numerosos temas de calado, como las negociaciones comerciales con México y Canadá, el proceso de paz en Oriente Medio e incluso la gestión de la propia pandemia. 

Según Woodward, la marcha del general John Kelly como jefe de Gabinete de la Casa Blanca a principios de 2019 allanó el camino para que Kushner y Trump pudieran centrarse en su objetivo principal: la reelección del mandatario en los comicios de noviembre de 2020. 

En aquel entonces, Kushner le dijo al presidente que había tres cosas que facilitarían su reelección: la construcción de un muro en la frontera con México y reducir la inmigración; lograr un nuevo acuerdo comercial con México y Canadá; y conseguir un pacto comercial con China. 

En total, Woodward, que ayudó a destapar el caso Watergate, mantuvo 18 entrevistas con Trump desde diciembre de 2019 hasta finales de julio de 2020, cuyo contenido aparece reflejado en este libro; y una última, la décimo novena, en agosto pasado, cuando la obra estaba ya en imprenta. 

Este martes el periodista recordó que durante el proceso de elaboración llevaba siempre una grabadora en el bolsillo y otra junto a la cama, aparte de otra en la parte de abajo de su casa, porque Trump lo llamaba por la noche sin avisar. 

"En la última conversación, hace un mes, me llamó después de acabar el libro. Y en la conversación, le pregunté sobre el virus y dijo 'bien, nada podría haberse hecho, nada más podría haberse hecho", concluyó Woodward.