Sospechoso de asesinato en Francia era checheno

Sospechoso de asesinato en Francia era checheno

PARÍS.- Un sospechoso abatido a tiros por la policía después de la espantosa decapitación de un profesor de historia en un suburbio de París era un refugiado checheno de 18 años nacido en Moscú, informaron las autoridades el sábado.

La fiscalía antiterrorista de Francia precisó que las autoridades que investigan el asesinato el viernes de Samuel Paty en Conflans-Sainte-Honorine también arrestaron a nueve sospechosos, incluido el abuelo del adolescente, los padres y un hermano de 17 años.

Las autoridades dijeron que hace unos 10 días, el maestro había abierto un debate con sus alumnos sobre las caricaturas del profeta del islam Mahoma. El islam prohíbe las imágenes del profeta. El maestro recibió amenazas posteriormente, dijo un funcionario policial. El padre de un alumno había presentado una queja contra el maestro, dijo otro funcionario policial, que agregó que el presunto asesino no tenía hijos en la escuela.

El asesinato del maestro ocurrió en Conflans-Sainte-Honorine y la policía abatió al sospechoso en la población cercana de Éragny. Un funcionario policial dijo que el sospechoso, que portaba un cuchillo y una pistola neumática que dispara perdigones de plástico, fue abatido a tiros a unos 600 metros (656 yardas) de donde fue asesinado el maestro porque ignoró la orden de tirar sus armas y actuaba en forma amenazante.

El fiscal dijo que en el teléfono del sospechoso se encontró un texto en el que reivindicó el plan de ataque y una fotografía de la víctima. Ricard dijo que el sospechoso había sido visto en la escuela preguntando a los estudiantes sobre el maestro y que el director había recibido varias llamadas telefónicas amenazadoras.

Macron visitó la escuela donde el maestro trabajaba en la localidad de Conflans-Saint-Honorine y se reunió con el personal después del asesinato.

"Uno de nuestros compatriotas fue asesinado hoy porque enseñaba... la libertad de expresión, la libertad de creer o no creer", afirmó Macron.

Dijo que el ataque no debe dividir a Francia, pues eso es lo que los extremistas desean. "Debemos mantenernos unidos todos como ciudadanos", agregó.