Temen brote de enfermedades tras ciclón Idai

Un sinnúmero de personas no ha recibido ayuda en Mozambique tras el paso del meteoro

Temen brote de enfermedades tras ciclón Idai

Beira, Mozambique.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que podría ocurrir "otro desastre" en Mozambique si surgen brotes de enfermedades, más de 10 días después de que un ciclón arrasó el país. 

Las operaciones de ayuda se intensificaron el martes en el interior de la nación africana, donde un sinnúmero de gente todavía no ha recibido auxilio.

Naciones Unidas dijo que alrededor de 1,8 millones de personas en Mozambique necesitan ayuda urgente tras el paso del ciclón Idai, e hizo un llamado urgente para recaudar 282 millones de dólares en los próximos tres meses.

El total de muertos, al menos 761, en Mozambique, Zimbabue y Malaui es "muy preliminar", apuntaron las autoridades. Seguramente se hallarán más cadáveres a medida que cedan las aguas.

Los socorristas se apresuraron a contener brotes de enfermedades mortíferas como el cólera, que según las autoridades brotará debido a que más de un cuarto de millón de desplazados se refugian en campamentos con poca o sin agua potable ni sanitarios, según las autoridades. 

Muchos pozos quedaron contaminados por las inundaciones.

Mucha gente duerme en tiendas de campaña, escuelas, iglesias, caminos y otros lugares improvisados en lugares elevados. Muchos tienen poca ropa, usan fogones para cocinar y caminan con cuidado por lugares llenos de agua sucia o simplemente pasan sin prestar atención, resignados.

La OMS dijo que esperaba un "aumento" de casos de malaria en Mozambique. Los mosquitos que transmiten esta enfermedad se reproducen en el agua estancada.

La OMS agregó que prevé que lleguen unas 900.000 vacunas orales de cólera para fines de esta semana. El cólera se adquiere al comer alimentos o tomar agua contaminada y puede causar la muerte en unas horas. Ya se han reportado casos de diarrea.

"No debemos permitir que esta gente sea castigada por otro desastre: con un brote de enfermedades graves o al no poder tener acceso a servicios esenciales de salud. Ellos ya sufrieron demasiado", dijo la doctora Djamila Cabral, representante de la OMS en Mozambique.

La gente en los campamentos vivía bajo "condiciones horribles".