Un militar asume el mando del Ministerio de Salud en Bolivia en medio de contagios en el gabinete

Un militar asume el mando del Ministerio de Salud en Bolivia en medio de contagios en el gabinete

LA PAZ, Bolivia (EFE).- El ministro interino de Defensa de Bolivia, Luis Fernando López, militar de profesión, asumió provisionalmente la cabeza del Ministerio de Salud en tanto dure la recuperación de la ministra interina de esa repartición Heidy Roca, que contrajo la COVID-19. 

"En estos momentos por un tema de norma, por estos días, también voy a funjir como ministro de Salud interino", declaró López a los medios, que es militar en retiro voluntario y comunicador social. 

Esta responsabilidad recae sobre López cuando varios integrantes del equipo de ministros del Gobierno interino de Bolivia se recuperan de la enfermedad, incluida la presidenta transitoria del país, Jeaninne Áñez, que comunicó que contrajo la enfermedad y guarda aislamiento. 

En relación a Áñez, López afirmó que "está haciendo cuarentena como todos los bolivianos en el lugar donde vive" y que los ministros que tienen la enfermedad no han presentado ninguna complicación. 

"Me encuentro en buen estado, estoy en franca recuperación, pero tengo que cumplir con los días de aislamiento que exige el protocolo", dijo la ministra interina de Salud en un video que publicó en redes sociales, antes de que se supiera que López la reemplazaría provisionalmente. 

Junto a Roca, los ministros interinos de la Presidencia y Minería, Yerko Núñez y Fernando Oropeza, respectivamente, están aislados en pos de superar la enfermedad. 

La designación provisional de López como cabeza del ministerio de Salud provocó críticas como las del exlíder cívico y candidato a la Presidencia del país en las elecciones de septiembre, Luis Fernando Camacho, que lo consideró como "una falta de responsabilidad con Bolivia", ya que a su juicio debiera estar en ese lugar un especialista. 

Una situación similar se presenta en Brasil, con el presidente del país, Jair Bolsonaro, que contrajo la COVID-19, y con el general del Ejército Eduardo Pazuello a la cabeza del Ministerio de Salud, alguien con una destacada carrera militar aunque sin experiencia en temas de sanidad. 

López es un militar, comunicador social y empresario, que parte de su formación castrense la desarrolló en el Colegio Militar de la Nación Argentina, llegando al grado de subteniente de Caballería como paracaidista. 

Como medidas inmediatas, el ministro provisional de Salud hará visitas a Chuquisaca y Potosí, en el sur del país, para conocer el avance de la pandemia junto a especialistas sanitarios, al mismo tiempo que coordinará labores con las Fuerzas Armadas. 

Bolivia ha reportado 1,638 fallecidos y 44 mil 113 contagios desde la detección de los primeros casos en marzo pasado.