Aprueban reforma al Reglamento del Sistema Nacional de Investigadores

Aprueban reforma al Reglamento del Sistema Nacional de Investigadores
La Junta de Gobierno del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), aprobó esta tarde, por unanimidad, la reforma al Reglamento del Sistema Nacional de Investigadores (SIN), que aseguran beneficiará el liderazgo científico de México e impulsará la ciencia básica y la ciencia de frontera, sin embargo, miembros de la comunidad científica han lamentado no ser considerados en la discusión ni ser atendidas sus propuestas.
A través de redes sociales, el Conacyt informó de la aprobación del reglamento que asegura, fortalece a la comunidad académica de México. "La reforma reconoce y valora la importancia de la labor docente, antes menoscabada en el SNI, actividad integral y fundamental para la formación de nuevas y nuevos científicos y profesionales".
La directora general del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla calificó de "congruente con la realidad del país", que dijo "se podrá leer y juzgar en sus méritos, sin mentiras ni tergiversaciones" y que está "inmerso en un proceso profundo de transformación" encabezado por el Presidente de México.
"El Reglamento del SNI, además de reconocer y fomentar la libertad de la investigación científica y de cátedra, reconoce el valor de la investigación en ciencia de frontera y en ciencia básica. Los cambios se aplicarán a partir de 2022 y no afectan a Convenios firmados previamente", señaló Álvarez-Buylla, a través de Twitter.
EL UNIVERSAL informó de un documento que el pasado lunes se filtró y que contenía el reglamento que al parecer es el mismo que fue aprobado este miércoles. Aunque varios investigadores solicitaron el documento aprobado, la institución no lo compartió, solo señaló que permanecen todos los niveles existentes en el SNI: las y los Candidatos, SNI 1, SNI 2, SNI 3 y Eméritos.
La directora del Conacyt dijo que los objetivos del SNI se precisan en el marco de una política de Estado orientada a recuperar su rectoría "para pugnar por el bienestar de la mayoría de las y los mexicanos, impulsar el desarrollo integral del país sin exclusiones, cuidar el medio ambiente y fortalecer la soberanía científica y la independencia tecnológica de México".
Y dijo que todo esto no es posible sin reconocer la primacía de las instituciones públicas de educación superior y, en general, de la educación pública, motor incuestionable de movilidad social.
Álvarez-Buylla dijo que están forjando acuerdos "muy promisorios" con la iniciativa privada, y citó como ejemplo, el convenio firmado entre el Conacyt y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), para impulsar la creación de empresas mixtas con base científica y tecnológica.
El físico y sociólogo mexicano que actualmente está en el Departamento de Sociología de la Universidad de California, San Diego, Juan Pablo Pardo-Guerra, le respondió a la funcionaria, "no estás forjando nada, Elena. Estás solo destruyendo. Te reto a que entables un diálogo real. No lo harás, claro, porque no te interesa construir sino solo seguir instrucciones. Que tragedia para México, sus investigadores/as, y su futuro".
A decir del Conacyt, el documento aprobado durante la segunda Sesión Extraordinaria 2021 promueve el derecho humano en el acceso al conocimiento científico y tecnológico, se ponderan y reconocen las actividades de las y los investigadores para la creación y/o difusión de contenidos científicos, así como de estímulo al desarrollo de vocaciones científicas.
Pero además, aseguró, se perfecciona el Reglamento del SIN que existía, pues a al que fue aprobado se le introduce un lenguaje inclusivo. "Esto, en respuesta a las observaciones realizadas por la @CONAPRED y en atención a los principios de igualdad y la no discriminación".
Señaló también que el nuevo documento será en favor de la libertad de investigación, pues se fortalece e impulsa la investigación humanística, científica y tecnológica en todos los campos del conocimiento, bajo los principios de equidad y pluralidad epistémica.