La democracia se nos puede acabar si no la cuidamos: INE

La democracia se nos puede acabar si no la cuidamos: INE
Al aclarar que el Instituto Nacional Electoral (INE) no tiene ningún problema con el presidente Andrés Manuel López Obrador ni con Morena, el consejero presidente Lorenzo Córdova advirtió que el árbitro no puede quedarse callado y debe intervenir desde ahora para desmontar todas las narrativas que falsamente estén queriendo construir la idea de que hay una cancha dispareja.
Durante su participación en el programa Con los de Casa, de EL UNIVERSAL, Córdova aseguró que sin lugar a dudas el actual proceso electoral se desarrolla en un contexto de amedrentamiento a la autoridad electoral pocas veces visto en la historia democrática del país.
"Nunca habíamos visto un ambiente de amedrentamiento y de tonos en contra del árbitro como los que estamos escuchando en estos días. Hay quien dice que el árbitro debe morir, una frase muy democrática por cierto. Hay quien dice que hay que exterminar al árbitro, en fin, son tonos poco pertinentes, poco tolerantes, poco democráticos en medio de la contienda más grande de la historia, pero el árbitro ahí está, cumpliendo su trabajo y siendo incómodo para quien viole la ley, y lo seguiremos siendo", dijo.
El presidente del INE expresó su confianza en que las descalificaciones al órgano electoral obedezcan sólo a meras estridencias, pues advirtió que en una democracia los tonos de los discursos tienen que estar cuidados "porque la polarización nunca es deseable, pero es un dato real sobre todo en una contienda electoral, pero cuando está aderezada de los tonos de intolerancia que hoy estamos viendo es riesgoso para todos.
"Si no cuidamos todos lo que hemos construido bajo la premisa de que puede mejorarse, e incluso debería mejorarse, se nos pueden ir esas conquistas de manera imperceptible, sin darnos cuenta, de entre las manos. Así que sí, la democracia se nos puede acabar si no la cuidamos", advirtió, al tiempo de remarcar que soplan vientos muy delicados para la democracia en general, en México y en el mundo.
Alertó que el embate contra la autoridad electoral "instiga las peores expresiones que pueden darse en la política, que pueden ser incluso expresiones violentas en el ámbito verbal y por supuesto que pueden anteceder, ojalá y no ocurra, yo confío mucho en los actores políticos y en la sabiduría de los ciudadanos que apostaron, han apostado y refrendan su apuesta por la democracia, acciones violentas. La violencia es la negación de la democracia, incluso la violencia verbal, por eso hay que cuidar los tonos".
Al equiparar las elecciones con un encuentro deportivo, señaló que el escenario ideal sería un árbitro discreto, un árbitro que pase de manera imperceptible en el juego, en el ring, en la pelea. "Pero cuando los jugadores juegan al límite o transgreden las reglas del juego, evidentemente el árbitro tiene que verse, si no el juego se descompone. Tiene que verse llamando la atención, tiene que verse sacando tarjetas, tiene que verse haciendo cumplir las reglas del juego", aseveró.
Al defender la actuación del INE al cancelar el registro de los morenistas Félix Salgado Macedonio o Raúl Morón, recordó que en el órgano electoral se toman decisiones colegiadas, no de un solo consejero. Además, recordó que de 2018 a la fecha no ha cambiado esencialmente nada, "es el mismo árbitro, que está haciendo valer las mismas reglas que en su momento planteó para que la cancha fuera pareja y el juego pudiera desarrollarse conforme lo demanda la Constitución".
En la emisión del programa, donde atendió preguntas del panel integrado por los periodistas David Aponte, Maite Azuela, Héctor de Mauleón y Juan Pablo Becerra-Acosta, el consejero presidente enfatizó que las decisiones que han generado polémica fueron avaladas por nueve votos a favor, de los cuales tres fueron de los nuevos consejeros.
Puntualizó que la decisión de cancelar candidaturas a partir del incumplimiento de la presentación de los informes de precampaña fue avalada por nueve votos en lo general y por siete para retirar el registro, entre ellos los de los nuevos consejeros.