Mala idea crear una empresa estatal de gas LP y fijar precios, dice organización

Mala idea crear una empresa estatal de gas LP y fijar precios, dice organización

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 14 (EL UNIVERSAL).- Tras la creación de la empresa del Gas Bienestar y la decisión de fijar precios máximos a este combustible, la organización México, ¿cómo vamos? explica por qué, a su parecer, no es una buena idea del gobierno federal implementar estas dos medidas.

A través de un video, la directora general del organismo, Sofía Ramírez Aguilar, detalló que poner un tope a los precios de dicho combustible provocará que deje de ser negocio para las empresas privadas que producen y trasladan el gas natural a los consumidores.

Incluso, esta acción ocasionará que exista desabasto del producto, pues "cuesta más surtirlo que no hacerlo". Por ello, aseguró que la empresa del Gas Bienestar no correrá con mejor suerte que Pemex y CFE, y acabará siendo muy costosa para el erario público.

 

¿Por qué subieron precios del gas LP?

El organismo aclaró que el aumento del precio responde al mercado internacional, pues el 70% del gas LP que se consume en México es importado. Además de que este combustible tiene libre competencia porque no está restringida la participación de personas o empresas particulares.

De esta forma, los precios repuntan porque las empresas que traen gas LP a México lo adquieren al precio de venta de Estados Unidos.

Otra de las razones por las que encareció el precio del bien fue por los cierres y la reapertura de la pandemia. Sin embargo, al reactivarse la economía, la industria comenzó a demandar grandes cantidades de gas LP, pero los productores no pudieron ofrecer dicha cantidad a nivel global y por ello el precio internacional comenzó a elevarse rápidamente.

Aunado a ello, su precio no se pudo controlar por las heladas que se vivieron en Texas a principios de año, pues este lugar vende grandes cantidades de gas LP.

 

Precios máximos y empresa estatal: ¿riesgos o beneficios?

Los precios máximos, aseguró Sofía Ramírez, generan escasez en los productos e incentivan la proliferación del mercado negro.

La aplicación de precios máximos, dijo, no puede controlar el aumento del costo de un producto que viene del extranjero, "sobre todo si es tan importante para hogares e industria".

Y, si se subsidia con dinero público el precio máximo, se presionan más las finanzas públicas y los contribuyentes terminan pagando el subsidio.

Por otra parte, para la organización no es viable crear una empresa estatal de gas LP porque no tiene buenos antecedentes, ya que Pemex y CFE han representado pérdidas millonarias para las y los mexicanos "en momentos en que más ayuda se necesitaba".

"No hay que destinar más recursos a las empresas productivas del Estado, es necesario impulsar la competencia de los gaseros e invertir en infraestructura para que su logística y distribución sea más eficiente y por tanto bajen los precios a los consumidores", finalizó.