Reivindica Segob movimiento estudiantil de 1971

Reivindica Segob movimiento estudiantil de 1971
Al conmemorar el cincuentenario de la represión estudiantil conocida como "El Halconazo", la Secretaría de Gobernación (Segob) ratificó el compromiso "indeclinable" del gobierno de la República con la verdad y la justicia, para que estos hechos ominosos en la historia de nuestro país no queden en el silencio y en el olvido.
En ceremonia encabezada por la titular de la Segob, Olga Sánchez Cordero, el subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población, Alejandro Encinas Rodríguez, reivindicó la memoria y dignidad del movimiento estudiantil reprimido, de los 37 estudiantes asesinados, las decenas de lesionados y los cientos de detenidos.
"Por eso a nombre, en memoria de estos estudiantes, reconocemos su enorme aportación que hicieron para enfrentar un régimen autoritario, y con estos movimientos permitieron, primero, transitar a la democracia, más adelante la alternancia política, y hoy muchos jóvenes de esa generación forman parte de este proyecto de transformación de nuestro país. En memoria de ellos ratificamos nuestro compromiso e insistimos: 10 de junio no se olvida", manifestó.
En el acto, realizado en la explanada Leona Vicario de la Segob, Encinas Rodríguez recordó que los estudiantes masacrados sólo demandaban el esclarecimiento y el castigo a los responsables de la matanza del 2 de octubre de 1968, es decir, exigían democracia y libertad política en nuestro país.
"Por eso para nosotros es muy importante el día de hoy en este lugar, en la Secretaría de Gobernación, donde en los años 60 el presidente Gustavo Díaz Ordaz dio la orden de masacrar a los estudiantes en Tlatelolco, donde Díaz Ordaz dio la orden al entonces secretario de Gobernación Luis Echeverría Álvarez para crear grupos paramilitares y porriles para contener la inconformidad estudiantil y controlar la disidencia política en el país".
El subsecretario de Gobernación subrayó que "en este lugar, en donde se crearon instituciones como la Dirección Federal de Seguridad, como la Dirección de Investigaciones Políticas y Sociales, donde se diseñó una política contra insurgente para reprimir cualquier disidencia o inconformidad en nuestro país. Aquí en estas oficinas donde durante la gestión de Mario Moya Palencia desfilaron los principales represores de nuestro país: Fernando Gutiérrez Barrios, Luis de la Barrera, Miguel Nazar Haro, quienes en coordinación con autoridades del Departamento del Distrito Federal, los regentes Corona del Rosal en 68 y Alfonso Martínez Domínguez, que financió la formación de este grupo de halcones, en este espacio, queremos nosotros y ratificar nuestro compromiso con la verdad y con la justicia".
Resaltó que es un compromiso indeclinable del gobierno de Mexico, y la voluntad e instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador, "que estos hechos ominosos en la historia de nuestro país no queden en el silencio y en el olvido".
Alejandro Encinas anunció que el gobierno federal seguirá trabajando con las víctimas y con los sobrevivientes de estos hechos, "para esclarecer los actos de violencia del Estado mexicano durante el régimen autoritario que socavaba cualquier posibilidad de expresión opositora en nuestro país".