Reparan megafuga en presa El Cuchillo

Reparan megafuga en presa El Cuchillo

A-AA+

MONTERREY, NL., junio 21 (EL UNIVERSAL).- Juan Ignacio Barragán Villareal, director de la empresa Servicios de Agua y Drenaje, informó que tras repararse la gran fuga que se registró en el acueducto de la presa El Cuchillo, para las diez de la mañana de este martes, ya solamente el diez por ciento de la población metropolitana continuaba sin servicio de agua potable, durante las siete horas diarias de suministro que contempla el programa, para procurar satisfacer a todos los usuarios de la manera más equitativa posible.
Cabe mencionar que la urbe metropolitana donde residen 5.3 millones de habitantes, vivió entre sábado y lunes una situación sin precedentes, al quedarse sin servicio de agua potable el 50 por ciento de la población de los municipios de Juárez, Guadalupe, Apodaca, San Nicolás de los Garza, Escobedo, García, además del centro, oriente y norponiente de Monterrey.
El problema de escasez extrema del vital elemento se presentó luego que la empresa Servicios de Agua y Drenaje apagó el sábado los equipos de bombeo de la presa El Cuchillo, para poder arreglar una fisura de 1.5 metros detectada el jueves, que dejaba escapar 700 litros por segundo, en el acueducto que alimenta a la ciudad con 5M3 casi la mitad de los 11 M3, disponibles actualmente, aunque el abasto normal para esta época calurosa del año es de 17 M3 por segundo.
Barragán Villarreal estimó que para la noche de este martes, se dotará de agua al diez por ciento de la población que falta.
El funcionario mencionó que después de reparar el domingo la mega fuga de 700 litros por segundo que fue detectada el jueves en el acueducto de la presa El Cuchillo, para el lunes por la noche ya se había estabilizado el flujo de líquido hacia la ciudad.
Sin embargo, como se trata de un proceso lento para no ocasionar golpes de ariete y nuevas fisuras en el tubo de 84 pulgadas, los cinco equipos de bombeo se pusieron en operación en forma escalonada y se prolongó todo el lunes el proceso para llenar los tanques de almacenamiento desde donde se distribuye a la zona oriente, norte y poniente de la mancha urbana.
Para dar un idea del problema que enfrentó la mitad de la población de la zona metropolitana y la empresa paraestatal, comentó que se trató de la fuga más grande registrada en toda la historia de Agua y Drenaje, porque si bien se habían reparado "en vivo" es decir sin que dejara de operar el bombeo, fisuras que dejaban escapar 50, 60 y hasta cien litros por segundo, esta ocasión la fuga de 700 litros, obligó a detener los cinco equipos de bombeo, y aunque ya se reparó al cien por ciento, todavía mantienen el tubo al descubierto, para observar que no haya nuevas fisuras.
Barragán Villareal que están en análisis sobre la necesidad de realizar reparaciones mayores en el acueducto que entró en operación hace 29 años, que obviamente no se podrían llevar a cabo en este momento, con la crisis de abasto que sufre la ciudad, pero es algo que se tiene que programar, empezando con las ingenierías para hacer mantenimiento general.
El funcionario comentó que para tratar de llevar agua a todas la población, se redujo la presión del flujo al mínimo posible, aunque se siguieron presentando problemas de abastecimiento en en la zona norponiente cerca del cerro del Topo Chico, y al sur de Monterrey, ya que hoy se están extrayendo cinco mil litros por segundo de El Cuchillo, mil 700 de Cerro Prieto, mientras hoy se apagó el bombeo de La Boca, en espera de que en las próximas horas se registren lluvias importantes en la cuenca que la alimenta.
Aunque Cerro Prieto está al dos por ciento de su capacidad, todavía dispone de 4.9 millones de metros cúbicos, ante lo cual esperan que en sesión que ese día tendrá el organismo de la Cuenca de Río Bravo, se autorice a Nuevo León extraer agua "hasta que salga lodo", por lo cual reconoció Barragán, el panorama sigue muy complicado, porque no se puede mandar agua de La Boca a Santiago y al sur de Monterrey.
Por ello la confianza es que se cumpla el pronóstico de la CNA para que este día haya precipitaciones de 25 a 30 y hasta 50 milímetros en la sierra, mismas que se podrían incrementar en 30 por ciento con el bombardeo de nubes con yoduro de plata, que llevará a cabo el gobierno de Nuevo León, bajo la supervisión del meteorólogo Doroteo Treviño.
Las precipitaciones no sólo permitirían mejorar el abasto si aumenta el nivel de La Boca, sino también porque se recargan los mantos freáticos ya que por ejemplo el manantial de la Estanzuela, histórico porque es el primero que se explotó para abastecer a Monterrey, da normalmente de 90 a cien litros por segundo, y en este momento solamente aporta cuatro litros, y así en general, todas las fuentes de abasto se están abatiendo como los túneles de San Francisco y Cola de Caballo I y II, ubicados en la sierra de Santiago.