Suman 7 sacerdotes asesinados en lo que va del sexenio

Suman 7 sacerdotes asesinados en lo que va del sexenio

A-AA+

CIUDAD DE MÉXICO, junio 21 (EL UNIVERSAL).- Tras el homicidio de los sacerdotes jesuitas Javier Campos y Joaquin Mora, ocurrido la tarde del lunes en la sierra Tarahumara, en Chihuahua, suman siete los religiosos asesinados en lo que va del presente sexenio, de acuerdo con cifras del Centro Católico Multimedial.
Según su recuento, en agosto de 2019 fue asesinado el párroco José Martín Guzmán Vega, en la comunidad de Cristo Rey de la Paz, de la diócesis de Matamoros.
Guzmán Vega fue herido en varias ocasiones con arma blanca; vecinos escucharon gritos de auxilio al interior de la parroquia de Cristo Rey, "al acercarse vieron al padre José Martín herido de gravedad, por lo que fue trasladado de emergencia al Hospital General de la localidad para ser atendido. Minutos después se declaró su fallecimiento", señaló Centro Católico Multimedial (CCM).


En 2021 se registraron tres homicidios.
El Padre José Guadalupe Popoca Soto, párroco de San Nicolás de Bari en Galeana, Zacatepec, Morelos, fue asesinado la noche del 30 de agosto de 2021.
En Guanajuato, el padre Gumersindo Cortés González, de la diócesis de Celaya fue encontrado sin vida el 28 de marzo de 2021.
La Fiscalía General del Estado (FGE) reportó el hallazgo de un hombre sin vida en un camino de terracería alterno a la comunidad Cerrito de Guadalupe; más tarde se confirmó que se trataba del religioso.
El cura de 63 años de edad tenía lesiones producidas por impactos de arma de fuego y huellas de violencia; su cuerpo estaba tirado a un lado de una camioneta en la que se desplazaba.
En Durango, Fray Juan Antonio Orozco Alvarado, murió víctima del fuego cruzado, en un enfrentamiento ocurrido el 12 de junio de 2021 en la carretera en los límites de Durango y Zacatecas.


En lo que va de 2022 suman ya tres crímenes.
El pasado 15 de mayo el padre José Guadalupe Rivas fue encontrado sin vida en un rancho cercano a Hacienda Santa Verónica en Tecate, Baja California.
El padre Rivas estaba al frente de la Casa del Migrante de Nuestra Señora de Guadalupe en el municipio de Tecate, donde se brindaba hospedaje y alimentación a migrantes que intentan cruzar hacia Estados Unidos.
El cuerpo sin vida del padre Rivas, fue encontrado este martes en un paraje denominado Cañadas del Sol, en Hacienda Santa Verónica, en el municipio de Tecate, Baja California, muy cerca de la frontera con Estados Unidos.
A ellos se suman los casos de los padres Javier Campos, y Joaquín Mora, asesinados durante un ataque armado en una iglesia de Urique, Chihuahua la tarde del lunes.