De nueva cuenta grupos de mujeres feministas de diversos colectivos regresaron a las oficinas de la Visitaduría de Derechos Humanos con sede en Ecatepec, ingresaron por la fuerza y quemaron documentos. 
Por la mañana, las 11 detenidas la madrugada de este viernes y remitidas al Centro de Justicia de Atizapán, regresaron tras ser liberadas para recoger sus pertenencias. En el lugar reclamaron que no tenían sus credenciales de elector, las tarjetas de crédito, débito y sus celulares. 
Las mujeres dijeron haber encontrado sus pertenencias en la calle, pese a que la negociación, tras ser liberadas a las 10:00 de la mañana, fue que podrían volver por sus cosas, por lo que en el sitio algunas de ellas patearon y golpearon las puertas del inmueble. 
Más tarde, volvió otro grupo de mujeres, algunas de ellas encapuchadas, arremetieron contra el edificio, además lanzaron amenazas contra funcionarios públicos estatales y los empleados de la Codhem. 
Cerca de las 19:00 horas, otro grupo de ellas volvió a las instalaciones, en el lugar lanzaron piedras contra las ventanas, gritaron consignas, luego ingresaron al lugar y más tarde comenzó a salir humo negro de una de las venatnas. 
Los vecinos se alertaron pues salieron llamas de una de las ventanas del edificio y al encontrarse la visitaduría en una zona habitacional, dijeron que corrían peligro. 
Minutos después, al parecer se retiraron del sitio todos los involucrados. El ayuntamiento de Ecatepec informó que fue controlado el fuego al interior del inmueble.
Por su parte, vía Twitter, la Codhem dijo condenar los actos de los que fueron objeto las instalaciones y bienes de la Visitaduría: "un daño severo al patrimonio de las y los mexiquenses, que impacta el servicio de protección, promoción y defensa de los derechos humanos en 15 municipios".
Ayer, un grupo de mujeres feministas tomó el edificio de la visitaduría demandando la destitución de la Fiscal Especial en Delitos de Género, Sandra Pacheco y de Griselda Barrientos, titular del Instituto de la Mujer en Ecatepec. 
Por la madrugada del viernes, la fiscalía de justicia desalojó el inmueble y detuvo a 11 mujeres y dos hombres, además se llevó a siete niños, todos presentados ante el Ministerio Público de Atizapán, donde horas más tarde fueron liberados.