Economía sudamericana-Venezuela

Estoy orgulloso de mi corazón. 

Ha sido juzgado, apuñalado, engañado, quemado y roto, pero de alguna manera todavía funciona.

Con proyecciones y cifras de Ecoanalítica (compañía calificadora), la economía en Venezuela para este año 2021 seguirá en números rojos. Con una gran hiperinflación la moneda de este país (bolívar) ha caído en su valor, de tal manera que se le han quitado 6 ceros a su denominación en los billetes. El registro de la empresa anteriormente mencionado, muestra que durante el año 2020, se tuvo una inflación de 3,478 %. En enero pasado, ésta ascendió a 55%. La canasta alimentaria (80 productos) se situó en un 423%. Ésto no tiene otro nombre mas que hiperinflación. Un millón de bolívares equivalía a US 251 dólares. Los productos básicos como alimentos, medicinas, ropa y calzado, etc. sufrieron un aumento en sus precios por arriba del 70% durante el pasado mes de enero. Esta situación se viene empeorando desde el año 2017 y actualmente no existe un plan nacional en lo económico para remediar esta situación y tampoco un programa enfocado al sector productivo dónde el inversionista y el trabajador tengan certeza del presente y del futuro.

Con cifras del Consejo Nacional de Comercio y Servicios (organismo privado), el 90% de los negocios tuvo que mantenerse cerrado durante la pandemia y de ellos, el 30% cerró definitivamente. Venezuela está siguiendo un proceso de dolarización en forma espontánea que llega al 70% de las ventas y también en determinados sectores ha crecido la modalidad del trueque. Las remesas para este país durante el año 2019, ascendieron a US 2,000 MDD, cuando las exportaciones no petroleras marcaron US 3,000 MDD. Para cubrir la canasta básica una familia de cinco miembros, requiere de 700 a 900 dólares en ese país. Su gobierno ha creado un nuevo sistema cambiario que facilita el acceso a divisas, llamado "mesas de cambio". Éste mecanismo no ha creado confianza en los ciudadanos, de tal manera que muchas remesas no ingresan al país de manera oficial. La necesidad de ingresos en una familia está obligando a tener dos trabajos por persona lo cuál ha sido difícil debido al cierre de negocios y nula inversión privada.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la economía Venezolana cayó un (-) 30% en el 2020 (la mayor de América  Latina), para este año se estima su descenso del PIB en un 7%. El promedio de los países sudamericanos en su PIB durante el 2020 fue de  (-) 7.3%. Del año 2013 al 2019 el PIB de este país se contrajo en 62%, es decir que en siete años su economía decreció en menos de la mitad del año 2012. Actualmente Venezuela tiene 30 millones de habitantes y el lugar 91 de las economías del mundo (Fondo Monetario Internacional). Bloomberg, publicó el Índice Anual de Miseria, donde Venezuela se encuentra en la primera posición de 66 países calificados. Este lugar es el  resultado de la hiperinflación que ha manifestado durante los últimos cinco años, el gran mercado negro del dólar y la nula inversión privada. Argentina tiene el tercer lugar y Brasil el noveno. Sudáfrica el segundo lugar, Egipto el cuarto, Grecia y Turquía el quinto y Ucrania el séptimo.

 Los resultados económicos y de bienestar en una sociedad donde no existe el estado de derecho están a la vista. La inversión privada y la libre empresa, producen bienes y servicios que generan empleos estables y riqueza. La dirección de la política económica en ese país lo ha llevado a ser una nación sin futuro en su bienestar ciudadano; no medicinas, no educación, no empleo, no libertades en general. México tiene la gran oportunidad de producir bienes y servicios para consumo propio y algo muy afortunado, a ser miembro del T-MEC y así exportar todo lo que producimos para este fin, creando empleo y bienestar social. Tenemos remesas estimadas para este 2021 por 45 MMDD y un comercio internacional por 800 MMDD. Podemos escoger escuelas, trabajo, viajar dentro y fuera del país.  ¿Conviene cambiar en México el diseño económico-social-político? ¿O seguimos trabajando con libertad personal y mejorando nuestra calidad de vida? ¡No escucho!.

P.D.  El fracaso es parte de la vida, si no fracasas, 

no aprendes y si no aprendes, no cambias.

CONSUMA LO HECHO EN MÉXICO

Y ESTARÁ DANDO TRABAJO A LOS MEXICANOS.

México es primero Julio 2021