Gobernador electo

"Solo lo desconocido nos asusta. En cuanto lo enfrentamos, deja de ser desconocido, sobre todo si lo observamos con serenidad y lucidez". Tierra de hombres

Después de tres meses de campaña, el pasado 6 de junio los potosinos elegimos nuevos representantes populares, entre ellos, al próximo Gobernador del Estado.

¿Qué requisitos debo cumplir para ser gobernador de San Luis Potosí? En términos generales, la Constitución de nuestro Estado dice que para ocupar este cargo debo ser mexicano por nacimiento y ciudadano potosino; si soy potosino por nacimiento, tener residencia no menor de un año inmediato anterior al día de la elección y, si es por vecindad, no menor de cinco años; tener al menos 30 años de edad; no estar en servicio en el ejército ni ser Secretario o Subsecretario de Estado, Fiscal General del Estado, o Presidente Municipal; no tener pendiente ninguna responsabilidad administrativa, haber sido condenado por delitos que ameriten prisión, ni pertenecer a alguna iglesia o ser ministro de culto religioso.

Ahora bien ¿qué hace un gobernador? Esta pregunta es compleja de responder, pero haré el intento.

Seguramente conocemos a alguien que piensa que las funciones de un gobernador son manejar los apoyos sociales a su antojo, o algo tan simple como atender el reporte que hice en Palacio de Gobierno por la carencia de un servicio público en mi colonia. Es un poco más complejo que esto.

A menudo tenemos estas ideas porque nadie nos explicó con anterioridad que hace un gobernador (y su gabinete). Desconocemos, en términos generales, sus funciones.

Cualquier gobierno inicia con un plan de acción estatal, integrado, entre otras cosas, de propuestas que el gobernador hizo durante su campaña cuando era candidato, y de los planteamientos ciudadanos que recogió en ese tiempo. Un gobierno serio no ejecuta acciones por ocurrencias o buenos deseos surgidos al calor del fervor electoral para ganar votos.

Es importante reflexionar que las funciones del gobernador tampoco consisten en solo atender caprichos u ordenar y exigir que se acaten sin mediar razón lógica alguna de por medio.

Un gobernador ocupa mucha sensibilidad política por los temas que atiende, además de experiencia suficiente y habilidad para allegarse de un equipo de trabajo -gabinete- multidisciplinario con habilidades gerenciales, técnicas, y también políticas, que lo apoye en tomar decisiones acordes a tan importante responsabilidad.

De lo anterior surgen las funciones principales de un gobernador, sintetizadas en cumplir y hacer cumplir la Constitución del país, la del Estado y todas sus leyes; promulgar, publicar, cumplir y hacer cumplir las Leyes y Decretos del Estado; y en el ámbito administrativo, su observancia a través de sus reglamentos; mantener el orden, la tranquilidad y seguridad, y la más conocida, cuidar la correcta aplicación del recurso público, y que su recaudación y distribución se haga conforme a la ley.

También deberá planear y conducir el desarrollo integral del Estado, traducido en un Plan Estatal de Desarrollo, con sus planes y programas derivados, vinculando los conocimientos de la ley, con sus habilidades administrativas y políticas; es decir, en el proceso de planeación se siembra la semilla de la posterior ejecución de políticas públicas exitosas.

Su equipo de trabajo más cercano, conocido como gabinete, tiene una función capital en el arte de gobernar. Lo explico con una analogía que hace unos días comentó un amigo durante una cena: el gobernador es el director de la orquesta, y el gabinete es la orquesta que toca los instrumentos armónicamente según indique su director, el gobernador.

Para el buen funcionamiento de la actividad gubernamental, invariablemente un gobernador, apoyado en su gabinete, realiza un trabajo de coordinación, colaboración, cooperación, negociación y diálogo con todos los sectores de la vida política, económica y social del estado.

Por eso se toma como un buen indicador que el gabinete en el que se apoyará el gobernador se elija cuidadosamente, para que lo "vista" en su función de gobernar.

Si, los perfiles directivos profesionales, gerenciales y comprometidos son fundamentales, pero también es esencial reconocer que, la ejecución diaria de las acciones de gobierno es soportada por la experiencia y capacidad demostrada durante años de servicio de los mandos medios y la burocracia.

Aquí es donde estos servidores públicos cobran importancia en la gestión gubernamental, puesto que en ellos recae en su mayoría las funciones administrativas, de gestión y operativas de un gobierno.

José Ricardo Gallardo Cardona es el Gobernador electo de San Luis Potosí para el periodo 2021-2027. Un gobernador joven, pero con experiencia, que seguramente traerá nuevos bríos y un nuevo estilo de gobernar, que se arropará de un gabinete y clase política distinta a la habitual.

Los cambios, y más aún, las transformaciones, pueden ser excelentes oportunidades para trazar nuevos caminos, o replantear el camino andado.

En mi opinión, siento que Ricardo Gallardo como gobernador electo ha entendido, y quizás comprendido -al menos en el discurso- muy bien el rol que en breve tendrá como Titular del Ejecutivo durante los próximos seis años.

Demostrando experiencia, agilidad y habilidad política, se ha mostrado conciliador, abierto al diálogo y a la construcción de puentes con los sectores económico, político, social, académico, iglesias y la burocracia estatal, quienes reaccionaron favorablemente por su victoria.

En la entrega de su constancia de mayoría, aseguró que gobernará para todos los potosinos sin las distinciones ni etiquetas que tanta polarización y división han causado en años recientes.

A pesar de la infortunada arenga de su padre durante el mitin para festejar la victoria por la gubernatura, el tono conciliador y de acercamiento de Ricardo Gallardo se ha mantenido, tanto con el aún Titular del Ejecutivo, como con los sectores mencionados, y con los diputados y presidentes municipales electos. Creo que entendió que el poder no se comparte.

En última declaración registrada al momento que cierro esta columna, Ricardo Gallardo afirma que ya trabaja en seleccionar a los mejores colaboradores -su gabinete- que lo acompañarán durante su gobierno. Señal de tranquilidad.

Por el bien de San Luis Potosí, celebro y confío así sea. ¡Enhorabuena Gobernador Electo!

jmanuelrmoreno@gmail.com