HABRÁ QUE TENER PACIENCIA

1.- Debemos hacernos a la idea de que la identidad definitiva de nuestro próximo gobernador la conoceremos en cosa de tres meses, a finales de agosto o principios de septiembre, cuando se concluyan en ultima instancia las diversas impugnaciones que se presentarán. Y eso, si la gravedad de las irregularidades que lleguen a acreditarse no obligan a la reposición de las elecciones. Si lo principal son inconsistencias en actas de escrutinio, en tribunales puede decidirse su anulación y con ello obligar a un nuevo cálculo de resultados; si esas inconsistencias rebasan cierto porcentaje del total de las casillas instaladas, las mismas autoridades jurisdiccionales pueden decretar la anulación de toda la elección y trasladar a las autoridades electorales la responsabilidad de celebrar nuevos comicios, sin limitar participantes. En otra vía, si las instancias fiscalizadoras del INE determinan que hubo quienes excedieron el tope de gastos de campaña y resulta que la diferencia de votos entre el primero y el segundo lugar es inferior al cinco por ciento, se dispondrían nuevas elecciones pero prohibiendo la participación de quien o quienes hubieran gastado de más.

2.- Este inevitable lapso de incertidumbre a quien más parece angustiar es a la verde Gallardía. Algo debe inquietarles en medida importante, desde el momento en que su evento del lunes por la tarde en Fundadores, que debía ser una gran celebración del triunfo devino en una desagradable y preocupante jornada de advertencias, amenazas, ataques y curadas en salud. Luego de casi tres años de ostracismo, el exalcalde Ricardo Gallardo Juárez reapareció en un evento público para amenazar de forma soez y gansteril al gobernador del Estado. El colado Héctor Serrano Cortés, luego de su ridículo como aspirante a diputado plurinominal por el PT, hizo su debut en un acto masivo diciendo mentiras y luciendo flagrantemente desinformado. El más cauto pero poco triunfalista resultó Gallardo Cardona, quien dijo que esperaría a tener en sus manos la constancia de mayoría que debe expedir el Ceepac una vez concluidos los cómputos distritales iniciados ayer.

3.-  Serrano Cortés dijo en ese evento que Laura Elena Fonseca Leal, consejera presidenta del Ceepac, "fue colocada ahí por el actual gobernador; él es su jefe". Mintió. Descaradamente. Fonseca Leal fue designada a su cargo a finales de septiembre del 2014 por el Consejo General del INE, y tomó posesión el primero de octubre. En ese entonces, el gobernador potosino era Fernando Toranzo, a quien le quedaba un año de mandato, y Juan Manuel Carreras era secretario de Educación del Estado. Junto con Laura Elena se designó a los integrantes de otros 17 de lo que ahora se conoce como Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES). Fue la primera vez que se aplicó la nueva facultad conferida al INE por la reforma electoral de junio de aquel año, promovida por los partidos de oposición para que los gobernadores no pudieran meter mano en la conformación de los órganos electorales de sus entidades. Serrano habla a lo tonto.

4.- Frente a las amenazas e insultos proferidos en su contra por Gallardo Juárez (¿Cogobernador?), Juan Manuel Carreras tenía tres opciones: a) acudir al Ministerio Público a presentar una denuncia por amenazas e injurias, con lo cual pondría a todo el clan Gallardo a la defensiva y probablemente su patriarca regresaría al exilio político; b) hacerse el desentendido, como que no escuchó ni supo nada, y dejar correr las cosas para ver si bajaba la temperatura, y c) asustarse ante las amenazas y ceder a lo que implícitamente le estaba exigiendo la Gallardía -reconocer que Gallardo Cardona iba adelante en el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Ceepac-. Triste y patéticamente escogió la tercera, la peor y más humillantes de todas. Tiempo habrá de volver detenidamente sobre el rol desempeñado por Carreras López en todos estos meses. Lo que ahora no pocos temen es que JMC gaste sus últimas fichas presionando al Ceepac para que convalide un cuestionable triunfo gallardista. Por miedo, mucho miedo. Una enfática sugerencia a las señoras consejeras y a los señores consejeros electorales: si hay presiones indebidas, denúncienlo públicamente. Con toda seguridad habrá una importante reacción ciudadana en su defensa.

5.- El apresurado reconocimiento de la doctora Mónica Liliana Rangel "a la ventaja" de Ricardo Gallardo Cardona en el PREP del Ceepac, abre espacio para dos interrogantes: ¿Fue ella por su cuenta, a tratar de ganarse algo de clemencia en la revisión de sus cuentas en los Servicios de Salud, en el supuesto de que RGC llegue a ser el próximo gobernador? ¿O la envió Juan Manuel Carreras portando una banderita blanca y como emisaria para pactar la entrega de la plaza, a cambio de consideraciones futuras para ambos? No tengo la respuesta, pero andando el tiempo cualquiera de ambas puede revelarse como verdadera, y a nadie sorprenderá.  

6.- Que no se nos olvide: si por separado dan miedo, juntos causan pavor; si cada uno por su lado puede hacer estragos, actuando de conjunto nos traerán la hecatombe. Me refiero a la tremenda dupla Gallardía-Partido Verde. De ambos sabemos bastante pero quizá no suficiente. En más de una ocasión hemos escrito in extenso de lo perjuicios que los Gallardo han causado en los municipios de la capital y de Soledad, y tiempo habrá para más. Por ahora, enfatizar que entre los principales analistas de la política mexicana es difícil encontrar a alguien que no considere el PVEM el partido más corrupto que hay en el país. Corrupto, pero también hábil, lo cual lo hace más peligroso todavía. Luego del exilio de los sinvergüenzas Manuel y Fernando Barrera, ahora se la pasan aquí dirigentes nacionales de ese partido. No lo olvidemos: si los tribunales no lo impiden, seremos al mismo tiempo feudo gallardista y Caja Chica del Verde. Ambas circunstancias implican diversas formas de delincuencia.

7.- Entre los morenistas auténticos y de buena fe, que nunca estuvieron metidos en los enjuagues de sus liderazgos locales, la esperanza de triunfos electorales -en la gubernatura, alcaldías y diputaciones- llegó hasta el final del proceso, a partir de una premisa: en el estado hay más de 800 mil beneficiarios de los programas sociales implementados por la 4T. Descontados menores de edad y algunos incapacitados para ir a las urnas, estimaban en más de 500 mil los votos potenciales de jóvenes y adultos mayores agradecidos con AMLO y su partido. Pues no. A como van las cosas, la candidata morena a gobernadora quedará con alrededor de 120 mil votos. ¿Qué pasó? Una parte de ese potencial de votantes se la llevaron Gabino Morales y Leonel Serrato al Verde, y otra simplemente no salió a votar.

8.- Si descontamos el hecho de que perderá la gubernatura, sea a manos del PAN o del Verde, y a reserva de las cifras definitivas, pasadas por el tamiz de las impugnaciones, en este momento al PRI no le va nada mal. Al día de hoy, la presidencia municipal más importante con sus colores es Mexquitic, con unos 60 mil habitantes. Lleva ahora una delantera irreversible para gobernar la capital, con más de 900 mil. En los distritos uninominales apunta para alcanzar el triunfo en cinco, por lo que su fracción en el Congreso local será de entre seis y siete diputados, según el reparto de las plurinominales. Actualmente es de cinco, por ambos principios. Muy probablemente sea la más grande unipartidista. Si se mantiene la alianza con PAN, PRD y Conciencia, el total de sus curules andaría muy muy cerca de la mayoría simple (14 de 27 legisladores).

9.- Sin Gobernador priista, la principal figura política del tricolor será Enrique Galindo, a quien probablemente la dirigencia nacional le delegue la responsabilidad de reestructurar el priismo potosino, sobre todo habida cuenta de que una muy cuestionable, costosa e ingrata decisión de Carreras mandó a Elías Pesina a ocupar un cargo de regidor, jerárquicamente inferior al de Presidente Municipal. En su campaña, Galindo mostró facilidad para conectar con la gente, dijo todo lo que tenía que decir sin abrir heridas y se abstuvo de hacer promesas disparatadas. Obviamente, si al final del día el próximo gobernador es Octavio Pedroza, la colaboración y coordinación entre ambos favorecerá lo administrativo pero también lo político. Si es Gallardo Cardona, Enrique puede ser un sólido valladar a los excesos de la gallardía, máxime si hay sintonía con los diputados.

10.- El 11 de enero, luego de que no ganó el proceso interno del PAN para ser el candidato de la coalición a gobernador, Xavier Nava Palacios tenía abiertas varias opciones. Buscó ser el abanderado a la presidencia municipal, pero esa posición estaba comprometida con el PRI. Con todo y eso, el líder nacional panista vino a tratar de negociarla para XNP con Carreras, quien se negó en redondo. Así las cosas, Nava pudo haber sido candidato a diputado federal por el PAN. No quiso. Pregunté sobre esta negativa a uno de sus allegados y me respondió que Xavier consideraba que ir a San Lázaro lo alejaba de San Luis. La verdad es que hay gente que ha vivido toda su vida en el Centro Histórico y está más alejada del terruño que otros que viven desde hace decenios en Chicago o en Toronto. Logró que se le abriera la puerta en Morena, pero extrañamente no percibió que al ser la suya una segunda imposición al morenismo local -luego de la de la doctora- iba a ser objeto de rechazo a tres bandas: de los morenos, de los panistas y de los naranjas del MC. No se veía forma de resolver el intríngulis, y ahí está el dictamen de las urnas. Creo que a manera de telón de fondo hubo una buena carga de soberbia, en su forma de sobrevaloración de los propios alcances. 

11.- En tanto que ciudadanos potosinos con derecho a voto, y pese al encomiable comportamiento en general el domingo pasado, incluyendo a los muchos que consumieron su día atendiendo las mesas de votación, encuentro un motivo de vergüenza en nuestro desempeño cívico: ¡¿Cómo diantres le fuimos a entregar alrededor de 100 mil votos al payaso demente del Tecmol?! Difícil de creer, pero qué pena. Quizá lo más grave sea el mensaje subyacente: las payasadas, las burradas y la insania mental rinden buenos frutos electorales (por lo menos en San Luis Potosí). ¡No puede ser!

(Escribo mientras están en proceso los cómputos distritales y municipales, sin que se tenga idea de cuánto tardarán en concluirse. Pudo ser ayer mismo o pueden continuar hoy y hasta el sábado. Sus resultados, que pueden alinearse o no con los del PREP y el Conteo Rápido, los comentaremos la próxima semana. Gracias por su comprensión).

Hasta el próximo jueves.