Mirador

Historias de la creación del mundo.

El Señor hizo la vid e hizo las uvas.

Lo que no se le ocurrió hacer fue el vino.

Tampoco a Adán se le ocurrió hacerlo: estaba demasiado ocupado disfrutando el mejor vino, el más sabroso y más embriagador que en el mundo existe: la mujer.

El que vino haciendo el vino fue Noé.

Nunca se lo hemos agradecido suficientemente.

El patriarca bebió del vino que había hecho, y el Génesis dice lo que luego sucedió.

Lo que no dice el Génesis es que el Señor le preguntó a Noé:

-¿Qué tal está?

Tampoco dice lo que luego sucedió.

¡Hasta mañana!...