Todos Respiramos el mismo Aire

¿Cuál es la calidad del aire que estamos respirando los potosinos?

La calidad del aire es un tema fundamental para la salud y del cual todos merecemos que haya compromiso y acceso a su información; si la población está debidamente informada se logra una prevención cierta a este problema.

La contaminación ambiental es un grave problema en San Luis Potosí que ya es perceptible desde cualquier punto de la ciudad. Las pruebas científicas demuestran que las estaciones de monitoreo con las que se cuenta son insuficientes para evaluar la situación de los contaminantes criterio en el territorio que abarca la zona metropolitana, que no se cuenta con aparatos que midan el contaminante PM2.5, el cual representa un enorme riesgo para la población porque se ha confirmado que causan enfermedades cardiovasculares, respiratorias y cáncer. Respecto a los registros que se tienen para el contaminante PM10 se han incumplido los límites que establece la normativa mexicana NOM-025-SSA1-2014 y las concentraciones rebasan en grandes proporciones los límites que recomienda la OMS como seguros para la población. 

Recordemos que las PM2.5 son partículas muy pequeñas en el aire que tienen un diámetro de 2.5 micrómetros (aproximadamente 1 diezmilésimo de pulgada) o menos. Esto es minúsculo que el grosor de un cabello humano. La materia particulada es una mezcla que puede incluir sustancias químicas orgánicas, polvo, hollín y metales. Estas partículas pueden provenir de ladrilleras, automóviles, camiones, fábricas, quema de madera y otras actividades humanas contaminantes. Son realmente nocivas ya que los efectos que causan en la salud originan problemas respiratorios, cardiovasculares, entre otros. En el caso de las PM2.5, su tamaño hace que sean 100% respirables ya que viajan profundamente en los pulmones, penetrando en el aparato respiratorio y depositarse en los alvéolos pulmonares, incluso pueden llegar al torrente sanguíneo. Además, estas partículas de menor tamaño están compuestas por elementos que son más tóxicos (como metales pesados y compuestos orgánicos) que las partículas más grandes, por eso es tan importante tener dichas partículas investigadas y monitoreadas.

Obvio que la mejor forma de atender este conflicto es contar con información oportuna, veraz, fidedigna, obrando siempre bajo el principio de máxima publicidad, extremos que aún no han entendido las autoridades.

Por otro lado los equipos de monitoreo deben cumplir con las características básicas para ser eficientes y regirse por la NOM-156-SEMARNAT-2012 para su instalación y que ésta se efectúe de manera correcta. Entre las características de dichas estaciones de monitoreo se encuentran: (i) Que deberán contar con un sistema de protección contra descargas eléctricas y equipo de aire acondicionado en el interior de la estación para proteger los instrumentos y equipos de medición. (ii) Las estaciones de monitoreo serán construidas con materiales resistentes y aislantes a las condiciones locales de cada sitio: climatológicas (temperatura, humedad, salinidad, entre otros) y socioeconómicas (vandalismo, motines, vibraciones por transporte o industria, entre otros). (iii) Estas deberán ser amplias con espacio suficiente para el desarrollo de las actividades de mantenimiento básico e inspección. Y la ubicación de dicha estación de monitoreo deberá considerar diversos aspectos como: Accesibilidad, Seguridad, Disponibilidad de corriente eléctrica entre otras.

Asimismo la NOM-172-SEMARNAT-2019 indica que se puede evidenciar que la exposición a contaminantes en el aire está directamente asociada con la salud de la población; esta fue creada con la finalidad de informar a la sociedad de una forma clara y oportuna acerca del estado de la calidad del aire, los daños que puede ocasionar a la salud, y las medidas que se pueden tomar para reducir la exposición a ello.

La NOM-172 establece que “existe una obligación por parte del Estado de monitorear la calidad del aire y de comunicar los resultados a la población y que esta información tiene mayor utilidad si se le vincula hacia la salud, expresado en los niveles de riesgo asociados a la calidad de aire. De esta forma, la población en general y en particular los grupos considerados como sensibles, puedan utilizar eficazmente la información brindada para tomar medidas protectoras”.

En San Luis Potosí, las medidas que se adoptan en cuanto al monitoreo de la calidad del aire son ineficaces, ya que no optan por utilizar otros medios de difusión además de las redes sociales y el sitio web de la Secretaría de Ecología y Gestión Ambiental (SEGAM), quien publica únicamente dos veces al día cuando debería de ser de preferencia cada hora.

Como gobernados es de suma importancia informarse y exigir su cumplimiento; “Recuerde que todos respiramos el mismo Aire” pues nuestra ciudad no conoce de gobiernos o presupuestos, lo esencial es atender esta situación y garantizar el aire limpio para todos los potosinos, respirar es una actividad humana esencial la cual debemos hacer con dignidad y tranquilidad sabiendo que nuestra salud no corre peligro.

Respirar aire limpio es una forma de asegurar una mejor salud para las personas, es por lo que, mantener niveles de calidad de aire aceptables es una política medioambiental que el gobierno debe acatar rigurosamente, no obstante, como lo hemos evidenciado, este es un tema olvidado por la SEGAM.

Sin aire limpio no tenemos salud y no tener salud es conformarnos con una calidad de vida mediocre. Respirar aire limpio, y en su caso resguardarnos ante una contingencia, es un derecho de todos los ciudadanos.

No esperemos que la autoridad desee trabajar en forma efectiva en la protección al medio ambiente y nuestra salud, porque mientras ello ocurre, vamos rumbo a la extinción, por lo que hay que actuar ya… #YoDeclarolaEmergenciaClimatica.

Delírium trémens.- ¿De verdad una mudanza puede tirar el monitoreo de la calidad del aire?... En breve sorpresas al respecto…

@luisglozano