¿Cómo reconocer una tortilla de buena calidad?

¿Cómo reconocer una tortilla de buena calidad?



La tortilla es uno de los alimentos más importantes dentro de la gastronomía mexicana, incluso se encuentra en la canasta básica de los mexicanos. Un artículo publicado en agosto de 2012 por la Universidad de Villahermosa, Tabasco, reafirma este hecho y menciona que se consumen alrededor de 12.3 millones de toneladas de maíz en forma de tortilla.
Para su elaboración se ocupan diversos tipos de granos de maíz, pueden ser blancos, amarillos o de colores, y diferentes procesos por los cuales pasa para su creación, pero mucho tiene que ver la región del país. Puede ser de manera casera y tradicional en las zonas rurales, o de elaboración industrial donde se produce a mayores cantidades, normalmente en las zonas urbanas.
Debido a estos tipos de procesos, se debe tener en cuenta la calidad de las tortillas. Este mismo estudio dice que para la obtención de una tortilla de calidad se necesita que los granos produzcan masa con alta humedad luego de la nixtamalización, además de conseguir una buena cohesividad y adhesividad.
Sus características se relacionan con la consistencia, flexibilidad, firmeza, estructura, color, aspecto higiénico, sabor, aroma y textura, las cuales pueden cambiar dependiendo del proceso, por ejemplo, las tortillas caseras llegan a ser más gruesas y con menos flexibilidad en comparación con las industrializadas que pueden tener decolorantes u otros ingredientes que las hacen más duraderas.
Para saber identificar una buena tortilla hay que tener en cuenta el color ya que muchos tortilleros ocupan demasiado decolorante, esto se refleja cuando las tortillas son muy blancas, así que hay que tener cuidado. Lo mismo cuando el tono es llamativo porque los colorantes se suelen usar en las tortillas verdes o azules.
Hay tortillas de maíz elaboradas por la industria, pero a las cuales se les añaden químicos para su larga duración y, a la vez, obtener un mayor volumen de producto. Por lo tanto, cuando veas tortillas en el supermercado que no estén refrigeradas significa que su elaboración ha sido alterada.
Después de esto, podrás disfrutar de uno de los alimentos más populares que existen en la alimentación mexicana, y todas las delicias que se pueden preparar con él.