Consejos para mantener la cebolla fresca

Consejos para mantener la cebolla fresca
Originaria de Asia, la cebolla se ha vuelto una de las hortalizas más importantes que se cultivan dentro de nuestro país. En términos de producción, de acuerdo con la SADER, una de cada 10 cultivos de este tipo que producimos en este país son cebollas, y el 95% de la producción se encuentra en entidades como: Chihuahua, Tamaulipas, Michoacán, Baja California, Guanajuato, Zacatecas, Morelos, Puebla, San Luís Potosí, Jalisco y Sonora.
Debido a su humedad, a veces es complicado guardarla de una manera que la conserve fresca y lista para utilizar.
De acuerdo con la Asociación Nacional Americana de la Cebolla, NOA por sus siglas en inglés, la mejor manera de conservar esta hortaliza es dentro de una habitación perfectamente ventilada, lejos de ventanas o lugares húmedos.
Las cebollas absorben rápidamente la humedad y sí la temperatura del lugar es cálida, no tardará en empezar a desarrollar algún brote no deseado en su superficie. Un estudio de esta asociación dice que la mejor temperatura es entre 4 y 10 grados Celsius. En México, por el clima naturalmente, tienen que estar dentro del refrigerador.
Un consejo importante que recomienda esta asociación es evitar dejar las cebollas dentro de bolsas de plástico, ya que la mala ventilación podría acelerar el desarrollo de organismos fúngicos, que arruinarán la verdura y podrían poner en peligro tu salud si los ingieres.
El sitio americano, "Gardeners.com" sugiere que, si uno quiere mantener las propiedades intactas de la cebolla al almacenarla, lo más importante es guardarla en un lugar oscuro, con las condiciones de ventilación narradas anteriormente y evitando la humedad, pero, sugieren consumirlas antes de 10 meses.
Tener condiciones apropiadas de conservación de la comida es básico para disfrutar de una vida sana, ya que el medio ambiente puede alterar los alimentos y dotarlos de infecciones, hongos o bacterias que pueden alterar el frágil equilibrio de la salud.