Curiosidades de las papas a la francesa

Curiosidades de las papas a la francesa
Perteneciente a la familia de los tubérculos, la papa es una de las verduras más populares alrededor del mundo, gracias a su versatilidad a la hora de cocinarse. Una de las maneras más comunes para comerse es a la francesa, que se sirve en tiras cortadas que luego son fritas en aceite y que se aderezan con salsas, como catsup o con queso. 
Pero, ¿sabías que este platillo no es originario de Francia como su nombre lo indica? De acuerdo con historiadores, las papas a la francesa son de Bélgica y fueron creadas allá por el siglo XV. Según relatan, en aquellos años, los habitantes comían tiras de pescado frito; sin embargo, a la llegada del invierno los ríos se congelaban y sustituían el pescado por papas, dando origen a las populares "papas a la francesa". Incluso, en la actualidad, el país europeo está esperando respuesta por parte de la Unesco para reconocerlo como un platillo belga y reconocerlo como un platillo icónico del legado cultural de Bélgica.
Pero esta no es la única curiosidad que guarda este platillo, conoce algunas curiosidades detrás de las papas a la francesa.
1 En Bélgica, en la ciudad de Brujas, existe un museo en honor a la papa, conocido como Friet Museum. Ahí se aborda la historia, tipos y modos de preparación. Además, se puede degustar la preparación local de las papas a la francesa.
2. Es tan popular alrededor del mundo, que en Estados Unidos le dedican un día en su honor, el 13 de julio. Incluso se tiene registro que por habitante, al año, el consumo promedio es de 14 kilos y que de un cuarto de lo que se produce, se prepara en forma de tiras, como guarnición para acompañar hot dogs o hamburguesas.
3. En Estados Unidos, dos presidentes las han incluido en menús para celebraciones de estado: Thomas Jefferson y Donald Trump.
4. En México, las preparamos a la forma norteamericana, en tiras. Sin embargo, en otros países se sirve de manera diferente. En Canadá, se cocinan más gruesas, como en gajos. Se sirve con queso y un gravy, para crear el famoso poutine, que se le adhiere salsa de carne.
5. En Sudáfrica, se maceran en vinagre antes de freír. Una vez doradas, se les agrega sal y más vinagre. A esta versión la conocen como slap chips.
6. En Bélgica, se come como platillo principal. Suele servirse en trozos gruesos dentro de un cono y se aderezan con mayonesa.
7. En Holanda, se acompañan de salsa de cacahuate y mayonesa, y algunos suelen servirlas con rodajas de cebolla cruda.