Alerta por intentos de extorsión telefónica en la Huasteca

Alerta por intentos de extorsión telefónica en la Huasteca

CIUDAD VALLES.- Resurgieron los intentos de extorsiones telefónicas en la Huasteca Potosina, ya que este fin de semana los delincuentes amedrentaron a dos personas, una de Ébano y la otra de Ciudad Valles, y en uno de los casos estuvieron a punto de obtener su objetivo.

En el primer caso la víctima fue una mujer de 71 años de edad, identificada como Yolanda, vecina de la colonia Estación de los Ferrocarriles en el municipio de Ébano, quien depositó 15 mil pesos a una cuenta bancaria que los extorsionadores le proporcionaron, pero recapacitó a tiempo y dio aviso a las autoridades, además de que pudo cancelar la transacción.

La mujer refirió que recibió una llamada telefónica del número 373-103-2848, y era un hombre que se hizo pasar por su hijo, diciéndole que le habían enviado un paquete, pero necesitaba pagar para poder recibirlo, porque de lo contrario se lo iban a regresar y aparte sería multado.

Según la septuagenaria, su voz era similar a la de su hijo, por eso creyó que era cierto, consiguió el dinero y lo envió a la cuenta bancaria, pero después pudo comunicarse con su hijo a un teléfono celular que tiene registrado, y éste le comentó que no había hecho ninguna llamada.

Entonces Yolanda hizo un reporte al Sistema de Emergencias 911, se movilizaron los policías estatales, y éstos la llevaron a la sucursal bancaria para cancelar la operación.

El otro caso sucedió en Ciudad Valles, cuando Luis de 70 años de edad, vecino de la colonia Juárez, recibió una llamada telefónica del número 448-102-0882, por parte de un hombre que dijo ser jefe de un grupo delictivo, y amenazó con ir a su casa y plagiar a su nieta, si no le depositaba cinco mil pesos, a una cuenta bancaria que le enviaría.

Supuestamente tenían la identidad de la nieta, así como otros datos personales, con los que quiso amedrentarlo, pero esa información la obtuvo minutos antes, cuando llamó al teléfono de casa y contestó la nieta, una niña de diez años, a la que engañó para obtener esos datos.

El hombre no cayó en la extorsión y reportó lo que estaba pasando al Sistema de Emergencias 911, entonces se movilizaron policías de las diferentes corporaciones, quienes le explicaron el modo de operar de ese tipo de delincuentes, pero para que estuviera tranquilo, mantendrían patrullajes constantes en la zona.