CEA no tiene dinero que regresar: Gámez

Dice el titular de la dependencia que constructores ya fueron requeridos

CEA no tiene dinero que regresar: Gámez

No hay dinero para devolver los recursos que está requiriendo el Gobierno Federal, con motivo de las irregularidades en la construcción de la presa de La Maroma, que incluyeron el "extravío" de 27 millones de pesos, informó el director de la Comisión Estatal del Agua (CEA), Fernando Gámez Macías.

Dijo que será necesario pedir cuentas a ex funcionarios y seguir la ruta del dinero que fue depositado a favor de empresas que no concluyeron los procesos. 

El director informó que hay dinero que también tienen que devolver las empresas, mientras que por este último aspecto, hay "una ausencia" de cien millones de pesos.

"De entrada no hay suficiencia presupuestal, pero tampoco vamos a ser nosotros las personas facultadas para devolver ese dinero, toda vez que a quienes les fue entregado fue a particulares y empresas, a través de la Comisión Estatal del Agua, y si surge la necesidad de que comparezcan exfuncionarios, lo tendrán que hacer", aseguró

Recordó que los exfuncionarios deberán aclarar el destino de los 27 millones de pesos que no aparecen por ningún lado y que hay que devolver.

Dijo que de manera extraoficial, se sabe que los empresarios que participaron en el proceso constructivo y también en lo que no se hizo, ya fueron llamados por el Gobierno Federal para dar cuentas de lo ocurrido, ya los han requerido y por lo tanto el trámite ya no está en la cancha de la CEA, sino de la Conagua.

"El dinero lo tendrán que devolver las empresas, porque incluso hemos visto que hay una ausencia de poco más de cien millones de pesos en obra, y eso corresponde a una partida presupuestal de más de 200 millones de pesos, para edificar la cortina de la presa y únicamente hubo una dispersión del recurso".

Dijo que en forma indebida, la anterior gestión de la Comisión Estatal del Agua era quien hacía las funciones de ventanilla de pago, y era la que realizaba la dispersión del recurso, pero al no tener todo el dinero completo, solo devolvieron cien millones, pero en vez de regresar ese recurso a la federación, la dependencia lo puso a disposición de la Secretaría de Finanzas.